Durante los últimos meses, el rumor que Nicolas Winding Refn (director de la brillante película de 2011 Drive) y John Hyams (conocido por la curiosa Universal Soldier: Day of Reckoning) trabajaban en un remake del clásico slasher de la década de los ochenta Maniac Cop corrió por algunas webs especializadas. Haciendo hincapié en que ambos directores estaban interesados en brindar un aire renovado al film de William Lustig y adaptarlo a nuevas audiencias. Finalmente, el rumor se confirmó de la forma más inesperada: la ya célebre y ultraviolenta historia llegará a la pequeña pantalla de la mano del canal por cable HBO.

Para la mayoría de los fans se trata de una buena noticia: Maniac Cop es un clásico de culto del género slasher debido a su extraña y acertada combinación entre lo macabro y un cierto elemento de suspenso noir. Estrenada en 1988, la película contaba la historia de un asesino serial que tenía a miembros de la policía de Nueva York como sus principales víctimas. A medida que los crímenes se hacen más violentos y el círculo de terror se cierra alrededor de los agentes, se hace evidente que el feroz y sanguinario asesino pertenece sin duda, al cuerpo de uniformados. Aunque se trató de una película con un limitado presupuesto y con evidentes problemas de guión, la forma en que Lustig manejó el uso de la violencia y la atmósfera malsana del argumento la transformó en un pequeño fenómeno de culto.

Según la sinopsis oficial del futuro show, la historia será la misma que contó la película, aunque desde un punto de vista coral que pretende añadir interés a las dimensiones de los personajes y al clima de crispación que atraviesa las posibles víctimas al acecho del asesino: “Situada en Los Ángeles, el argumento de Maniac Cop se narrará a través de un caleidoscopio de personajes, desde policía hasta delincuentes comunes. Un asesino en uniforme tiene un caos enjaulado en las calles. La paranoia conduce al desorden social cuando una ciudad lucha con el misterio del exterminador en azul: ¿es un simple mortal o una fuerza sobrenatural?”, puntualiza el primer vistazo a la venidera serie.

Con Nicolas Winding Refn como showrunner y director de todos los episodios (crédito que compartirá con Hyams), la serie seguramente tendrá un ritmo trepidante y el aire frenético del material original. Ambos directores también formarán parte del grupo de productores ejecutivos junto a Nick Hall, Lene Borglum, Frederic Fiore, Alex Gayner, Efe Cakarel y el mismísimo William Lustig, lo que asegura que la mayor parte del espíritu provocador y extravagante de la película de los ochenta se mantendrá intacto.

“Convertir Maniac Cop en una serie nos permitirá realizar nuestras ambiciones más salvajes y llegar a una audiencia enorme a través de los socios HBO y Canal+. Este espectáculo será una odisea de terror sin adulterar y llena de acción. Sin embargo, dado el estado actual del mundo, Maniac Cop también será un fuerte comentario sobre el declive de la civilización”, declaró Refn según la web Deadline.

De la pantalla grande a la chica: una reinvención


La película Maniac Cop se hizo famosa por su uso del ambiente policíaco de la Nueva York de finales de los ochenta. También lo singular de su guion, firmado por el célebre Larry Cohen. El escritor, conocido por sus relatos de terror que usualmente incluían puntillosas investigaciones criminales, convirtió a Maniac Cop en un recorrido inteligente por una variedad de paranoias urbanas y sobre todo, una versión del horror urbano y decadente que convirtió al film en un inusual éxito de un género que por entonces, pasaba por momentos bajos y un considerable desinterés del público.

La historia original generó dos secuelas, ambas dirigidas por William Lustig y también escritas por Cohen, que aunque no tuvieron el éxito de la película del ochenta y ocho lograron ampliar el universo y dotar la franquicia de una extraña personalidad que aún sorprende por su crudeza. Por ese motivo, la posibilidad de un remake fue un proyecto recurrente durante la década de los noventa y principios del 2000, en especial luego que el género slasher disfrutara de un segundo aire, gracias a Scream de Wes Craven. No obstante, solo ahora, el proyecto llegó a cristalizarse gracias a la intervención de HBO.

¿Tendrá Maniac Cop el fuerte elemento de ultraviolencia urbana que hizo famosa a la trilogía original? En una época en la que la preocupación por los mensajes subyacentes bajo argumentos que muestran de manera gráfica la violencia, sólo resta esperar del impacto de la futura serie, aún sin fecha de estreno.