Apple planea adoptar paneles LTPO (Low-temperature polycrystalline silicon) en las pantallas multitáctiles de los iPhone del futuro, de acuerdo a un reporte de The Elec.

La tecnología es, en parte, responsable de lograr que el Apple Watch Series 5 tenga la misma autonomía que el Series 4 aun teniendo una pantalla siempre encendida, tal y como lo explican en la web del producto: "Esta pantalla incorpora una arquitectura de píxeles completamente nueva que permite reducir la frecuencia de refresco de 60 a 1 Hz cuando el reloj está inactivo. Un nuevo driver de bajo consumo, un sistema de gestión de la energía ultraeficiente y un nuevo sensor de luz ambiental suman fuerzas para que la pantalla esté siempre encendida con hasta 18 horas de autonomía".

Las pantallas LTPO son capaces de usar hasta 15% menos energía que las que se usan actualmente en los iPhone, conocidas como LTPS (low-temperature polysilicon) .

De adoptar la tecnología, el iPhone se beneficiaria de mayor autonomía al tener una pantalla mucho más eficiente, con menos consumo de energía sin perder calidad o nivel de brillantez que en la actualidad.

El iPhone 11 Pro ya ha sorprendido este año por su gran mejora de autonomía, de hasta 5 horas más que el iPhone XS.

Aunque las pantallas LTPO para el Apple Watch son fabricadas por LG, las de última generación que se usarían en smartphones son de Samsung. Requieren de más componentes y capas que las LTPS, por lo que deben de pasar por un proceso más largo y con un costo mayor.

Con la tecnología actual las pantallas LTPO son eficientes cuando se usan en dispositivos pequeños de poco uso como un smartwatch pero no en pantallas grandes de uso continuo como un smartphone. Samsung, según el reporte, habría solucionado el problema y ya estaría empezando a producirlas en masa.

Apple inició la transición OLED con el Apple Watch en 2015 y después con el iPhone X en 2017. En la actualidad el iPhone 11 y el iPhone XR son los únicos smartphones de la compañía que siguen usando pantallas LED.