iOS 13 ha supuesto un cambio importante en el iPhone, y aunque no ha estado exento de problemas (sigue teniendo algunos bugs, aunque Apple lo está parcheando poco a poco) en forma de actualizaciones constantes, lo cierto es que su adopción está siendo magnifica.

A día de hoy, y tan solo tres semanas tras el lanzamiento oficial, iOS 13 ya está instalado en el 50% de la base total de iPhones activados, una adopción sin precedentes que deja en un segundo plano brutal a cualquier otro sistema operativo, incluyendo la competencia de Apple, Android, cuya fragmentación, aunque Google quiere solucionar, sigue siendo uno de los mayores problemas del S.O. del robot verde.

Y el resto de sistemas de Apple, poco a poco, van teniendo un valor testimonial en el total de la base instalada: el 41% usa iOS 12, es decir, que no han actualizado y solo el 9% usa un sistema operativo móvil anterior. Y esto se limita a dispositivos modernos.

Para dispositivos de cuatro años o menos, el 38% ejecuta iOS 12 y solo el 7% ejecuta un sistema operativo anterior.

Si echamos un vistazo a iPadOS, los números son ligeramente más bajos, con un 33% de todos los iPad modernos compatibles con iPadOS actualizados, y un 41% sobre el total de iPad activos en el mercado, lo que es una cifra bastante interesante, aunque no tan potente como la de iOS 13.