– Oct 9, 2019, 17:25 (CET)

‘Destiny 2’ resurge de las cenizas gracias a ‘Bastión de Sombras’

Bastión de Sombras llega para devolver a Destiny 2, que ahora es gratis, el esplendor que había perdido tras el lanzamiento.

Destiny ya no tiene la losa encima de Activision. Si bien la compañía le ha supuesto un escaparate brutal a la franquicia de Bungie, ahora sus desarrolladores tienen mayor libertad para adaptar el juego a lo que ellos consideren oportuno. Los dos primeros grandes cambios tras el anuncio del divorcio es que Destiny 2 era que se volvía gratuito y se marchaba a Steam, y además, marcaba una nueva hoja de ruta para el contenido futuro.

El primer contenido que llega después del divorcio es Bastión de Sombras, una expansión mayor, de las de tipo anual a las que nos tenía acostumbrado Destiny al estilo de Los Señores de Hierro o El Rey de los Poseídos, que además de añadir nuevo contenido, también suelen cambiar algunas mecánicas del juego. No modifican enormemente el comportamiento del juego, pero sí es suficiente como para mantener fresco el gameplay.

Esto también tiene sus contraprestaciones. Si bien ahora el juego es totalmente gratuito, los que se incorporen por primera vez tendrán una abrumadora cantidad de contenidos y opciones, que ni están bien explicadas en el juego ni tampoco muestran a primera vista sus posibilidades. Esto hace que la curva de aprendizaje sea enormemente alta, e incluso aquellos jugadores veteranos que hayan jugado en lanzamiento, se verán en situaciones confusas.

Además, el contenido, aunque el juego base y las dos primera expansiones sea gratuito, está totalmente disgregado. En primer lugar porque Los Renegados siguen siendo de pago, y algunas opciones del juego no se pueden usar sin pasar por caja. No son muchas la verdad, pero sí que el jugador se encontrará muchas ocasiones en la que el mensaje "Requiere Los Renegados" sea una barrera infranqueable. Aunque Bastión de Sombras ha arreglado parte de esta muralla, su contenido también es de pago, pero al menos deja entrever las posibilidades que ofrece.

De vuelta a la Luna

De nuevo, hubiera sido interesante que aprovechando esta nueva expansión, se ofrece al jugador más novato o aquel que se fue de la franquicia tras el primer año, algo más de ayuda para conocer o investigar todas las posibilidades que ofrece, los triunfos, el sistema de armería y de contratos o, en general, más contexto de algunos elementos del juego, del funcionamiento de las misiones e, incluso, de ayuda para realizar ciertas tareas, aunque sea en formato de texto. A día de hoy, el contenido es tremendamente abrumador, tanto para los nuevos como para los viejos, y estamos seguros que eso echará para atrás a muchos cuando abran el juego por primera vez.

Dicho esto, lo nuevo de Bungie pinta genial. No solo antes de ver lo que ofrece Bastión de Sombras, también por la forma en la que Bungie parece haber planificado el futuro del juego. Lo primero es que la nueva expansión no lleva a un terreno conocido por todos. No no es Cosmódromo, que todavía echamos de menos como zona permanente pero que en cierto modo está presente, es la Luna. Bastión de Sombras vuelve a llevarnos de la mano de Eris Morn, a zonas conocidas y no conocidas de la Luna, por lo que tiene una parte de fanservice que agradecemos enormemente.

La mini-campaña de Bastión de sombras es interesante, con algún que otro giro inesperado y que vuelve a poner al jugador frente a la Ocuridad, un viejo conocido que, pese que sea un reciclaje de un enemigo que parecía olvidado en la franquicia, lo cierto es que le han dado un giro interesante que aporta algo de novedad, pero siendo realistas esperábamos un enemigo totalmente nuevo, pese a que muchas de las animaciones y mecánicas, como decímos, son novedosas.

El resto de elementos son contenidos adicionales que disfrutarán todos los jugadores. El mejor de todos es sin duda Caza de pesadillas, una suerte de mini-raid con mecánicas especiales -más simples-, oleadas y jefes que esta vez sí tiene matchmaking y que puede dejar entrever los planes ambiciosos que la compañía tiene para el futuro de sus incursiones. Además, ahora Gambito y Gambito Supremo, los modos de juego que llegaron con Forsaken y que mezclan PvE y PvP están disponibles para los jugadores, algo que se agradece y que va más allá de los clásicos modos de juego del Crisol que están abiertos a todos.

Bastion de Sombras cierra con Jardín de la Salvación, una nueva raid que, en nuestra opinión, está un poco más trabajada que las anteriores y que hará las delicias de los grupos de jugadores que ya estén acostumbrados a este tipo de desafios, pero que sigue planteando los mismos problemas, por ausencia de matchmaking para los que entren por primera vez.

Muchísimo contenido para nuevos y veteranos

En términos generales, Bastión de Sombras es un actualización por la que vale la pena el desembolso, amén de que gracias a que el resto de contenidos -menos Forsaken- es totalmente gratuito lo que supone una gran cantidad de contenido para los nuevos y los veteranos, pero como decimos, también implica una nueva curva de aprendizaje bastante elevada.

Sea como sea, seas nuevo en Destiny o lleves un tiempo en la franquicia, Bastión de Sombras es un imprescindible. La comunidad ha crecido muchísimo tras hacer el juego gratis, y el hecho de que tenga cross-save, convierten al título de Bungie en uno de los MMOs para el público general más interesantes del momento.