La privacidad de nuestras conversaciones y del contenido que compartimos a través de WhatsApp, Facebook o Twitter son algo en lo que cada vez prestamos más atención. Son muchas las veces que hemos visto que gobiernos o las propias empresas acceden a conversaciones en principio privadas.

WhatsApp precisamente ha sido el centro de muchas críticas a su falta de privacidad. Y aunque introdujo el cifrado de las conversaciones, siguen habiendo sospechas de la existencia de puertas traseras para que en un momento dado, un gobierno pueda leer la conversación de alguien por motivos de seguridad o cualquier excusa que consideren oportuna.

Está claro que WhatsApp no es la app de mensajería instantánea más segura que hay. Alternativas como Telegram tienen cada vez más usuarios. El propio Brian Acton, uno de los padres de WhatsApp, creó junto a Moxie Marlinspike la app de mensajería Signal, especializada en enviar mensajes seguros. Sin embargo, en ocasiones no nos queda otra que usar WhatsApp para hablar con amigos, familiares y/o clientes o compañeros de trabajo.

Veamos qué podemos hacer para hacer de WhatsApp una app más segura. No existe la seguridad 100% efectiva y hay aspectos que no podemos cambiar, como las puertas traseras o las vulnerabilidades que puedan descubrirse. Con todo, sí hay cambios para hacerla más segura.

Proteger tu cuenta

Empecemos por lo básico, la cuenta de usuario de WhatsApp. Protegerla es importante porque da acceso a nuestras conversaciones y permite a cualquiera hacerse pasar por nosotros, con los peligros que esto implica.

Primer consejo. Activa la verificación en dos pasos. Hemos hablado de ello en varias ocasiones. En WhatsApp se activa desde WhatsApp > Ajustes o Configuración > Cuenta > Verificación en dos pasos > Activar. Con esta función activada, “cualquier intento de verificación de tu número de teléfono en WhatsApp debe ir acompañado de un PIN de seis dígitos que puedes establecer al activar la función”.

En caso que olvides ese código, recibirás un enlace a la cuenta de correo electrónico que hayas configurado previamente. “Si tienes activada la verificación en dos pasos y no tienes tu PIN, tendrán que pasar 7 días sin haber usado WhatsApp para que tu número se pueda verificar de nuevo”.

WhatsApp recomienda no compartir ese código de verificación.

Bloqueo de la app

Ya tenemos nuestra cuenta protegida. Ahora toca proteger la aplicación propiamente. Normalmente, accedemos a ella simplemente pulsando en su icono, pero ¿qué ocurre si alguien tiene acceso físico a tu teléfono?

Para que nadie abra tu WhatsApp sin permiso, es recomendable bloquear el teléfono mediante código PIN, patrón, huella dactilar u otras opciones. Para ello, deberemos ir a los Ajustes de Android y/o iPhone. Pero hay más, también podemos bloquear la propia app WhatsApp.

En tu iPhone, desde Configuración > Privacidad > Bloqueo de pantalla puedes hacer que sin huella dactilar y/o reconocimiento facial, no podrás acceder a WhatsApp. Ese bloqueo puede ser inmediato, que se bloquee cada minuto, cada 15 minutos o cada hora.

En Android, deberemos ir a Ajustes > Seguridad y privacidad > Bloqueo de aplicaciones y activar WhatsApp. Luego, vamos a Ajustes > Seguridad y privacidad y pulsamos en ID de huella digitalReconocimiento facial.

La pantalla de bloqueo

Pregunta sencilla. ¿De qué sirve bloquear tu WhatsApp si luego los mensajes se ven en la pantalla de bloqueo? Para que nadie vea los mensajes en la pantalla de bloqueo, lo mejor es quitarlos de ahí.

En Android, vamos a Ajustes y luego a Notificaciones, Aplicaciones y notificaciones o Sonido y notificaciones según la versión de Android. Luego deberemos buscar la opción En la pantalla de bloqueo, que veremos directamente o en el menú Ajustes avanzados.

Tendremos tres opciones: Mostrar todas las notificaciones, que es la opción por defecto, No mostrar notificaciones o una tercera opción intermedia, Ocultar notificaciones sensibles. Esto afectará a todas las aplicaciones, además de WhatsApp.

En iPhone, encontraremos las notificaciones de WhatsApp en WhatsApp > Configuración > Notificaciones. Aquí podemos desactivar los avisos visuales de mensajes, de mensajes de grupos y/o de llamadas. Se pueden activar o desactivar por separado.

Ajustes de privacidad

En el apartado Privacidad de los Ajustes de WhatsApp es posible desactivar ciertas opciones que aportan información adicional a nuestros contactos, como las actualizaciones de estado o las clásicas confirmaciones de lectura.

Desde WhatsApp > Configuración > Cuenta > Privacidad en iPhone y desde WhatsApp > Más opciones > Ajustes > Cuenta > Privacidad en Android, encontraremos todas estas opciones.

Al desactivar las Confirmaciones de lectura, has de saber que se desactiva en las conversaciones individuales pero no en las de grupo. Tampoco se aplica a las reproducciones de mensajes de voz. Además, si desactivas las confirmaciones de lectura para ti, tampoco verás las de los demás.

También puedes desactivar Última conexión, Foto del perfil, Información y Estado para que no los vean nadie, todo el mundo o sólo tus contactos.