Otra figura muy prominente en el ecosistema tecnológico, y uno de los hombres más millonarios del mundo, Bill Gates, tenía una relación mucho más cercana con Jeffrey Epstein según un nuevo reporte publicado en el New York Times.

De acuerdo al reportaje, además de Gates, varios de los empleados de su fundación, Gates Foundation, también tuvieron reuniones con Epstein, en varias visitas a la mansión del inversor.

Según la publicación, en 2011, Gates pidió a un equipo de personas que tenga una reunión con Epstein para discutir posibilidades de levantar capital para fines filantrópicos. De acuerdo a dos personas que asistieron, el inversor aseguró que tener relaciones sexuales con una prostituta menor de edad "es igual de grave que robar un babel".

También en 2013 Gates voló en el jet privado de Epstein de Nueva Jersey a Palm Beach en el estado de Florida. Según su portavoz, no sabía que se trataba del avión del inversor.

Aunque la relación entre Bill Gates y Jeffrey Epstein se enfrió considerablemente en 2014, su fundación mantuvo contacto a lo largo de 2017.

El reporte del New York Times también asegura que dos personas del círculo de mayor confianza de Bill Gates hicieron de intermediarios entre el millonario y el inversor.

Una de esas personas fue Melanie Walker quien trabajó con Epstein en 1998 como consejera de ciencia. Se unión a la Fundación Gates en 2006. La otra persona es Boris Nikolic.

Nikolic, que conoció a Epstein por medio de Walker, dejó la fundación e inició una firma de capital de inversión. Fue nombrado como ejecutor "de respaldo" del testamento de Epstein. En declaraciones al New York Times asegura que "se arrepiente para siempre haberlo conocido".

Un portavoz de la Fundación Gates envió un comunicado al New York Times donde asegura que "Bill Gates se arrepiente de haber conocido a Epstein y reconoce que fue un error […] También reconoce que fue un error reconocer las ideas filantrópicas de Epstein poniéndolo en una plataforma que no se merece y que estaba en contra de los valores personales de Gates y su fundación".

En el pasado Bill Gates aseguró al Wall Street Journal "que nunca tuvo una relación o amistad con Epstein". "Lo conocí, pero nunca tuve relaciones de negocios o amistosas con él".