Apple Store de Hong Kong
– Oct 30, 2019, 21:54 (CET)

Apple cierra su año fiscal con una división de servicios en pleno crecimiento a la espera de Apple TV+

Apple presenta sus mejores resultados de la historia en un cuarto trimestre, acompañados de un crecimiento exponencial en la división de servicios.

Apple ha presentado este miércoles los resultados trimestrales correspondientes al último periodo fiscal de la compañía, que sirve para cerrar su año de cuentas. Estos reflejan la tendencia bajista de las ventas del iPhone que hemos visto en los últimos meses, que contrasta con la alcista de la división de servicios, la cual se prepara para incluir los números provenientes de Apple TV+, el servicio de streaming de la compañía, a partir de este próximo viernes.

"Concluimos un innovador año fiscal 2019 con nuestros ingresos más altos del cuarto trimestre, impulsados por la aceleración del crecimiento de Servicios, Wearables y iPad", ha dicho Tim Cook, CEO de Apple. “Con clientes y críticos entusiasmados con la nueva generación de iPhones, el debut de hoy de los nuevos AirPods Pro con cancelación de ruido, la llegada muy esperada de Apple TV + a solo dos días de distancia, y nuestra mejor línea de productos y servicios, somos muy optimistas sobre lo que el próximo trimestre de vacaciones navideñas tiene traerá consigo."

El mejor cuarto trimestre de la historia de Apple

El cuarto trimestre fiscal de la compañía de Cupertino suele ser poco espectacular en cifras de ventas por recoger los datos de los meses de julio, agosto y septiembre, un periodo en el que el público se encuentra expectante ante los lanzamientos que tienen lugar tras el verano. Además, tras la presentación de los nuevos iPhone en septiembre, únicamente quedan reflejadas las cifras de comercialización de sus primeras dos semanas de vida (la venta oficial comenzó el día 20 de ese mes), por lo que no permiten juzgar su desempeño en el mercado.

Así y todo, y a pesar de que las ventas del smartphone de Apple han descendido respecto al mismo trimestre del año pasado, la firma ha logrado alcanzar su mejor cuarto trimestre histórico en ingresos gracias al desempeño del resto de categorías en las que trabaja la firma. En total, la compañía ha conseguido recaudar 64.040 millones de dólares, que quedan repartidos de la siguiente manera:

  • iPhone: 33.362 millones de dólares.
  • Mac: 6.991 millones de dólares.
  • iPad: 4.656 millones de dólares.
  • Wearables, hogar y accesorios: 6.520 millones de dólares.
  • Servicios: 12.511 millones de dólares.

Servicios, la gran apuesta

Como una constante que se repite cada trimestre, Apple vuelve a batir récord de ingresos en su división de servicios, la cual recibirá este viernes día 1 de noviembre la llegada de Apple TV+. El servicio de vídeo en streaming de la firma es uno de aquellos en los que más hincapié se ha hecho a lo largo de los pasados meses y será uno de los ejes de la empresa en el futuro más próximo.

La industria del streaming, liderada por el músculo de Netflix, sumará varios nuevos jugadores en los meses venideros, con Apple TV+ y Disney+ como mayores generadores de expectación. Ambos contarán con ofertas de suscripción muy atractivas para competir contra la firma de Reed Hastings y conseguir una buena base inicial de suscriptores. A día de hoy, Apple dispone de 450 millones de usuarios pagando por alguno de sus servicios.

iPhone 11, la gran esperanza

Aunque, como se mencionaba, la división de iPhone lleva varios trimestres en los que no consigue obtener unos resultados de ventas que ofrezcan perspectivas de crecimiento para este segmento, los nuevos iPhone 11 y 11 Pro, junto con los descuentos en el iPhone XR y iPhone 8, podrían propiciar esto en el próximo trimestre. El CEO de la compañía ya ha dejado entrever en semanas previas que el modelo base de este año estaba recibiendo una muy buena acogida por parte de los clientes, volviendo a insistir en ello en la llamada con inversores tras la presentación de estos resultados trimestrales.

El próximo trimestre (Q1 2020), que recogerá los datos de los meses de octubre, noviembre y diciembre, abarca la temporada navideña y compone el periodo más importante en términos de ventas para Apple. Podría ser entonces cuando la firma vuelva a experimentar un crecimiento en su división de smartphones, la cual ha alcanzado un nuevo récord de terminales activos alrededor del mundo.