Con 16 años de vida y diez versiones principales, Android se ha convertido en el sistema operativo predominante en el mercado de telefonía móvil, muy por delante de la competencia, iOS principalmente.

Nacido como sistema operativo para cámaras digitales, Google lo adquirió en un intento por hacer frente al rumoreado nuevo dispositivo de Apple, que sería nada más y nada menos que el iPhone, el primer smartphone de Apple que desde 2007 revolucionó un mercado dominado por nombres como Nokia, Ericsson, Motorola o Sony.

Desde entonces, aunque iPhone ha dictado las tendencias, el mercado ha estado en manos de otros nombres como Samsung, Huawei, Xiaomi u Oppo, entre otros. Y aunque cada fabricante procura desmarcarse del rival en diseño y funcionalidad de su hardware, todos emplean como sistema operativo Android.

Su dependencia es tal, que Huawei se ha encontrado con un serio problema ante la prohibición de instalar Android en sus nuevos teléfonos como consecuencia del boicot iniciado por Donald Trump en su particular guerra tecnológica entre EE.UU. y China.

La última consecuencia de la androidependencia es que si Google exige algo a los fabricantes, éstos se ven obligados a cumplir. El ejemplo más reciente, eliminar personalizaciones del sistema y ofrecer Android 10 en su versión “más pura”, lo que elimina las particularidades de software que cada fabricante intentaba introducir para diferenciarse de la competencia.

No es de extrañar que los fabricantes de smartphones investiguen alternativas a Android aunque por el momento ninguna está tan madura o ha tenido el éxito esperado como para hacerse una porción del mercado. Veamos algunas de las alternativas a Android pasadas, presentes y futuras.

KaiOS

Con una cuota de mercado del 0,38%, KaiOS tal vez sea una de las alternativas a Android más maduras que podemos encontrar desde el ámbito open source. Sus responsables lo denominan “the emerging OS” o lo que es lo mismo, el sistema operativo emergente.

Basado en Linux y de código abierto, KaiOS ve la luz en 2017 y nace tras el abandono del proyecto Firefox OS de Mozilla. En la actualidad tiene acuerdos con grandes operadoras de telecomunicaciones como las norteamericanas Sprint, AT&T y T-Mobile o la india Jio, entre otras.

Con su propia tienda de apps, llamada KaiStore, KaiOS permite instalar aplicaciones de Google, Facebook, Twitter, etc. En cuanto a los smartphones que cuentan con KaiOS preinstalado, encontramos dispositivos de varios fabricantes en esta lista oficial.

Ubuntu Touch

El gigante de Linux Ubuntu no se limita a su sistema operativo de escritorio. Entre otros proyectos, como el instalador de apps Snaps o las versiones de Ubuntu para computación en la nube, servidores o dispositivos embebidos, en 2013 surge el proyecto Ubuntu Touch, un intento por adaptar Ubuntu Linux a dispositivos móviles.

El proyecto fue abandonado por Canonical en 2017, pero un grupo de desarrolladores y usuarios bajo el nombre UBPorts retomaron Ubuntu Touch y siguen desarrollándolo bajo licencia de código abierto.

En esta lista oficial podemos consultar los dispositivos móviles con soporte oficial para Ubuntu Touch. Entrando en la ficha técnica de cada uno encontraremos información técnica e instrucciones sobre cómo instalarlo. Y aquí puedes consultar las aplicaciones compatibles.

Tizen

Basado en Linux y con el patrocinio de la Linux Foundation, Tizen no tardará en recibir el amparo de Samsung, el principal fabricante de dispositivos móviles Android, si bien en la actualidad tiene el apoyo de otros grandes como Intel, NEC o Panasonic.

Curiosamente Tizen nace de otro proyecto similar pero fallido, MeeGo (2010-2012), que tuvo el apoyo e interés de Nokia e Intel como sistema operativo de sus smartphones y de otros dispositivos inteligentes como televisores o tablets y que se unieron tras desarrollar en el pasado sus propios sistemas móviles, Moblin (2007-2009) por parte de Intel y Maemo (2005-2011) por parte de Nokia. Si bien Moblin no tuvo mucho recorrido, Maemo sí estuvo presente en dispositivos de Nokia como el Nokia 770, el Nokia N800 y N810 o el Nokia N900.

Tizen está preparado para funcionar también en toda suerte de dispositivos, como relojes, smartphones, tablets, cámaras digitales, televisores inteligentes, etc. Como ejemplos concretos, podemos encontrar Tizen en los Galaxy Watch, en dispositivos Gear Fit y en televisores QLED de Samsung. La serie Z de smartphones de Samsung contó con Tizen, pero en 2017 se abandonó el uso de este sistema operativo en favor de Android.

LineageOS

Surgido a finales de 2016 como fork o variante de Android, LineageOS es un sistema operativo de código abierto pensado para smartphones pero también para tablets y otros dispositivos, como el Android original. La versión más reciente, la 16, está basada en el código de Android 9.

LineageOS fue creado por Cyanogen tras abandonar su proyecto de crear una ROM personalizada de Android. En su lugar, prefirieron lanzar un sistema operativo más personalizado aunque conservando las ventajas de Android.

En la actualidad, es compatible con más de 20 fabricantes y resulta una buena alternativa para dispositivos descatalogados o para quienes quieran disfrutar de Android sin depender de Google. Además, cuenta con medidas de seguridad propias, como la herramienta Privacy Guard.

HarmonyOS

En el verano de 2019 Huawei presentó su sistema operativo multidispositivo HarmonyOS, una alternativa a Android en la que se había trabajado en el pasado, se rumorea que desde 2012, pero que se ha tenido que poner en marcha por los vetos de Estados Unidos a Huawei y la prohibición de incluir Android o servicios de Google en sus nuevos dispositivos.

Al igual que los sistemas operativos anteriores, HarmonyOS se basa en Linux y es de código abierto para facilitar su desarrollo y su adopción por parte de creadores de apps. Además, se puede emplear en todo el ecosistema de dispositivos, como televisores, smartphones, wearables o incluso vehículos conectados.

Por ahora no sabemos cómo será ni qué aplicaciones actuales le darán soporte, si bien el calendario de Huawei incluye lanzar los primeros dispositivos con HarmonyOS a finales de 2019, en un principio en el mercado chino.