Sony anunció que muy pronto los usuarios podrán adquirir su nueva pantalla Crystal LED, que hasta ahora era exclusiva del mercado empresarial y de entretenimiento. La particularidad de este display es que puede ofrecer contenido 8K HDR e incluso 16K, gracias a un panel de 19 metros de largo por 5 de ancho.

La tecnología Crystal LED de Sony utiliza microLEDs ultrafinos que miden 0.003 mm², que son 100 veces más pequeños que un LED tradicional y tienen la mitad del ancho de un cabello humano. En términos de rendimiento, se ofrece HDR con alto brillo (1.000 nits), escala de grises de 10 bits, una gama de color de 140% de sRGB, soporte 120 fps, ángulo de visión de 180 grados y 99% del área de superficie negra.

El fabricante japonés dice que es posible lograr cualquier tamaño y resolución deseados ya que se trata de una tecnología modular. La empresa planea cuatro configuraciones residenciales de los siguientes tamaños.

  • Full HD: Diagonal de 110 pulgadas (2,4 m x 1,2 m), 18 módulos
  • 4K: Diagonal de 220 pulgadas (4,8 m x 2,7 m), 72 módulos
  • 8K: Diagonal de 440 pulgadas (9,7 m x 5,5 m), 288 módulos
  • 16K: Diagonal de 790 pulgadas (19,2 m x 5,5 m), 576 módulos

El precio final se desconoce, aunque se sabe que cada módulo ronda en los 10.000 dólares (aproximadamente 9.000 euros). Haciendo cuentas, el modelo más "económico" costaría 162.500 euros, mientras que una configuración 16K se vendería a 5,2 millones de euros.

Hasta ahora Sony ha utilizado sus pantallas Crystal LED en parques temáticos, salas de juntas y en instalaciones de investigación científica. Esta será la primera vez que se ofrece al consumidor final, aunque no se confirmó la disponibilidad.