– Sep 12, 2019, 1:22 (CET)

Disney conquista la taquilla mundial: ¿llegó el temido monopolio? 

La taquilla cinematográfica durante el verano del 2019 fue atípica y por más de una razón: desde el estreno temprano de Avengers: Endgame hasta los resultados dispares de varios de los estrenos más esperados, queda muy claro que el gran vencedor fue Disney y por más un motivo. ¿Se acerca el temido monopolio creativo de la compañía?

El verano cinematográfico culminó de manera oficial con la llegada del otoño y dejó resultados dispares en la taquilla global. Se trata de, quizás, uno de los momentos más atípicos dentro del cine de las últimas décadas: A pesar de los récords en recaudación de Avengers: Endgame y Spiderman: Lejos de Casa, todavía es difícil saber si este año logró superar las ganancias obtenidas en 2018 durante el mismo período. Como es de suponer, la envergadura del éxito del broche de oro del Universo Cinematográfico de Marvel no solo hace necesario un análisis sobre su importancia en el resultado neto de taquilla, sino también cómo la estrategia de Disney para su estreno pudo haber cambiado para siempre la forma en que se reflexiona sobre el éxito financiero de una película

Desde el estreno de Spider-Man de Sam Raimi en el año 2002, el análisis de la taquilla delimita la lucrativa temporada de verano a partir del primer viernes de mayo hasta el el día del trabajo en Norteamérica. Durante este período de tiempo, las producciones estrenadas en el 2019 recaudaron un total de 4.310 millones de dólares, lo que supone una caída en bruto de 2,2% de los 4.410 millones obtenidos en la misma temporada del año anterior. Pero por extraño que parezca, este fue el año en que se rompió el récord de taquilla de la película Avatar, y también en el que más de tres filmes alcanzaron los 1.000 millones de dólares en recaudación. ¿Cómo puede explicarse el descenso en ganancias? 

Todo podría resumirse en la agresiva estrategia de Disney para proteger el que, con toda seguridad, será su mayor estreno en décadas. En un esfuerzo por evitar spoilers, Marvel Studios lanzó Avengers: Endgame durante la última semana de abril, para hacerla coincidir con sus proyecciones tempranas fuera de Norteamérica y evitar la filtración de información. Como se recordará, la película tuvo la semana de apertura más grande del cine con la astronómica cifra de 473 millones de dólares recaudados. De por sí, solo ese total de recaudación podría traducirse como las ganancias netas de una película de alta factura estrenada por las fechas. 

https://hipertextual.com/2019/09/avengers-endgame-sigue-generando-fortuna-cines-despues-4-meses

El rendimiento de Disney tiene una estrecha relación al hecho que posee las mayores sagas y franquicias cinematográficas del mundo, lo que es quizás la principal razón por la que las cifras totales tienen un curioso matiz. La compañía del ratón Mickey no solo ha estrenado un mayor número de películas que cualquier otra compañía, sino que, además, logró que varias coronaran la taquilla en semanas sucesivas, lo que convierte al 2019 en uno de sus años más rentables, mientras que para el resto de empresas ha sido una dura competencia por sobrevivir. 

Por supuesto, el enorme impacto que Avengers: Endgame tuvo en la taquilla general y en las ganancias del resto de los estudios, es un elemento imprescindible para comprender lo que ocurre en la taquilla estadounidense en un 2019 marcado por sucesivas decepciones en taquilla. Mientras Hombres de negro: internacional se convertía en el mayor revés del año para la productora Columbia Pictures, ​de la misma forma que Godzilla 2: el rey de los monstruos lo fue para Warner Bros, la cuota de mercado de Disney aumentó del 33% en 2018 al 42% en 2019, que podría extenderse a la asombrosa cifra de 47% si se incluye el éxito local de Endgame

El secreto del éxito

Todo lo anterior podría resumirse en una combinación de factores: Disney logró encontrar el equilibrio perfecto entre rentabilidad y ganancias, gracias al hecho de lograr resonantes éxitos de taquilla a menor costo. Los tres primeros lanzamientos del verano debieron luchar no solo contra el rotundo éxito de Endgame (convertida por entonces en todo un fenómeno de taquilla y crítica), sino con la estrategia de Disney para mantener vivo el interés sobre la película y el cierre de la fase tres del Universo cinematográfico Marvel. De modo que la tercera parte de John Wick (una franquicia de género que incrementa su popularidad con los años) y la secuela de La vida secreta de tus mascotas (enfocada directamente en el público infantil), tuvieron que luchar con la estela de Endgame y la llegada a la pantalla grande de Spider-Man: Lejos de casa, que en teoría, respondería las preguntas sobre multiversos y otros tantos tópicos que el filme de los hermanos Russo no pudo responder, una combinación que la llevó al primer lugar de taquilla de inmediato.

Y aunque John Wick Parabellum y La vida secreta de tus mascotas obtuvieron un considerable éxito comercial, jamás podría igualarse a los números récord de las producciones de Disney, lo que convierte a la compañía en no solo la más poderosa a nivel comercial, sino la real triunfadora a pesar de los números dispares de las ganancias generales del cine de verano. En general, la taquilla norteamericana hasta septiembre es 7.800 millones de dólares, un 6,5% menos que el año pasado, aunque para Disney, el aumento en ganancias fue estratosférico y sigue aumentado, sobre todo cuando aún Endgame sigue produciendo una fortuna. También, hay que agregar que ese déficit considerable se hizo más notorio debido a los decepcionantes números de taquilla en enero y febrero.

https://hipertextual.com/2019/09/spiderman-marvel-sony-futuro

Aún restan menos de cuatro meses para finalizar el año y los analistas esperan que la taquilla pueda recuperarse gracias a los grandes estrenos familiares. De nuevo, Disney lleva todas las de ganar con Frozen II, aunque los números podrían nivelarse con el éxito taquillero de It: Chapter Two y el posible fenómeno alrededor de Joker de Todd Phillips. Lo que sí está claro, es que con su enorme participación en el total de recaudación mundial, es prácticamente imposible que una empresa sea rival para los liderados por Mickey. ¿Un efecto inmediato de su agresiva expansión? Sin duda y quizás uno, que tenga más implicaciones de las que pueden analizarse de inmediato