Autor: Mark Matousek

Cualquier trabajo puede tener sorpresas, y ser azafata o sobrecargo no es diferente.

Nueve azafatas y sobrecargos que trabajan para ocho aerolíneas describieron a Business Insider la parte más sorprendente de sus trabajos.

Esto es lo que dijeron.

Las fotos de esta historia no muestran a las azafatas y sobrecargos entrevistados por Business Insider.

Lo poco que algunas personas saben sobre volar

David Becker/Associated Press

Una azafata de Delta Air Lines dijo que, dado que vuela con frecuencia, asume naturalmente que los pasajeros tienen un alto nivel de conocimientos sobre cómo volar. Así que cuando un pasajero pregunta cómo encontrar su fila, por ejemplo, se sorprende.

Cuando se encuentra con pasajeros que vuelan por primera vez, tiene que recordarse a sí misma que no saben tanto de vuelo como ella, dijo.

Es muy fácil relacionarse con el resto de personal de vuelo

Max Mumby/Indigo/Getty Images

"La mayoría de las personas con las que trabajo se llevan bien de inmediato. Somos tan parecidos", dijo un auxiliar de vuelo de United Airlines. "Me siento como si los auxiliares de vuelo, en general, tuvieran personalidades muy similares".

"Uno conoce a alguien y siente que lo conoce desde hace 10 años", agregó.

Hay algunos pasajeros que pueden ser muy desconsiderados

Shutterstock

Un sobrecargo de Delta Air Lines dijo que le sorprende lo desconsiderados que pueden ser algunos pasajeros hacia el personal de vuelo y otros pasajeros.

"Algunas personas actúan como niños", dijo.

Una vez, un pasajero requirió atención médica después de que un vuelo en el que trabajaba aterrizara. En este tipo de situaciones, la prioridad inmediata es asegurarse de que el pasajero que necesita atención médica pueda abandonar el avión, pero algunos pasajeros estaban preocupados por perder su conexión y se les tuvo que pedir que se quedaran en sus asientos mientras el pasajero que necesitaba atención médica era escoltado fuera del vuelo, dijo el sobrecargo de Delta.

"Es impactante ver ese lado de la gente", dijo.

El trabajo es muy agradable

Robert Alexander/Getty Images

Kevin Cain, asistente de vuelo de PSA Airlines, dijo que le ha sorprendido lo mucho que le ha gustado ser sobrecargo.

"Sabía qué esperar, pero no pensé que encontraría una carrera, per se, en ser sobrecargo", dijo. "Es un poco adictivo estar a bordo y recibir comentarios positivos de los pasajeros y saber que les estás prestando un servicio".

Los famosos pueden ser muy diferentes en persona

Mehmet Ali Ozcan/Anadolu Agency/Getty Images

Una azafata que trabaja para Worldwide Jet, una compañía que alquila jets privados, dijo que a menudo trabaja en vuelos con pasajeros famosos. Al ver a las celebrities en la televisión o leer sobre ellas en los periódicos sensacionalistas, uno cree que los conoce mejor que nadie, pero no es así.

A veces, sus personalidades son diferentes de lo que ella espera, como Prince, que quería que la temperatura interna del avión fuera muy alta y no quería que nadie en el vuelo comiera carne.

"Crees que sabes cómo viven los famosos, pero no lo sabes hasta que realmente trabajas con ellos", dijo.

Encontrar pasajeros indisciplinados es raro

Orhan Akkanat/Anadolu Agency via Getty Images

"La parte más sorprendente de mi trabajo es que en realidad no he tenido tantos pasajeros enfurecidos", dijo un auxiliar de vuelo de Envoy Air. "Siempre hay algo en los medios de comunicación sobre la industria de las aerolíneas y cómo los pasajeros se meten en peleas y cosas así, pero en mi experiencia, he tenido únicamente como dos pasajeros que eran un problema".

La comunidad del personal de vuelo es como una familia

Mikhail Tereshchenko\TASS via Getty Images

Sally Ann MacLagan, azafata de Mesa Airlines, dijo que le ha sorprendido cómo la comunidad de azafatas se siente como una familia sin importar dónde se encuentre.

"Todos tenemos un enorme sentido de comunidad", dijo.

Aprendes algo nuevo cada día

Leonhard Foeger/Reuters

"Puede parecer un cliché, pero creo que aprendo algo nuevo cada día", dijo un auxiliar de vuelo de Alaska Airlines.

Una de las mayores lecciones que ha aprendido es esperar lo inesperado.

"Literalmente no se puede planear todo, y eso es lo que este trabajo te va a mostrar", dijo.

Las cosas no cambian en casa, incluso cuando has estado fuera por un tiempo

Mehmet Ali Ozcan/Anadolu Agency/Getty Images

"Recuerdo que tenía ansiedad por estar fuera por largos períodos de tiempo y mi mejor amigo me aseguró que no iba a perder mis conexiones con mis amigos y mi familia, y es cierto", dijo un auxiliar de vuelo de American Airlines. "Me encuentro siendo capaz de retomar justo donde lo dejamos. Lo más sorprendente es lo poco que cambian las cosas en casa, incluso cuando nos vamos la mitad del tiempo".

Este artículo fue publicado originalmente en Business Insider