Autonomía ilimitada es probablemente uno de los mayores sueños de fabricantes y consumidores por igual. ¿Se imaginan un smartphone que nunca se le acaba la batería? Parece que Xiaomi está dándolo primeros pasos en ese sentido con un terminal con placas solares.

La noticia llega por medio de una nueva patente de la compañía, estaría ubicada en la parte trasera del producto, normalmente desaprovechada y solo usada para las cámaras traseras —y en algunos casos lectores de huellas—. La publicación Let's Go Digital ha hecho un reader de cómo se vería un smartphone con la placa solar:

No es la primera vez que una compañía de smartphones se le ocurre poner una placa solar en el chasis. LG lo hizo en 2010 y aportaba apenas unos minutos extra de autonomía (dos por cada diez minutos de carga). Se desconoce si Xiaomi ha conseguido una forma de hacer el componente mucho más eficiente y por lo tanto útil para el terminal.

Se desconoce si Xiaomi pretende llevar la patente a un producto final, pero vale la pea recordar que las patentes no son garantía de se fabrique un nuevo producto basado en la idea. Muchas veces queda en nada.