Sony ha ampliado su catálogo de cámaras mirrorless de lentes intercambiables con dos nuevos productos: las A6100 y A6600, esta última con características de gama alta y que llega para sustituir a la popular A6500 lanzada en 2017. De hecho, conserva muchas de las características introducidas a principios del presente año en la A6400, sin embargo, integra ciertas novedades que se echaban de menos en el mencionado modelo.

Sony A6600

La A6600 llegará con un sensor CMOS Exmor de 24,2 megapíxeles y la versión más reciente del procesador BIONZ X, componentes que le permitirán realizar un disparo en ráfaga de 11 imágenes por segundo. Puede grabar vídeo a resolución 4K, 30 fps y formato Super 35 mm . Además, se agregó el nuevo perfil de imagen HLG (gamma Log híbrida) para mejorar el flujo del trabajo del HDR. El rango ISO será de 100 a 32.000 (ampliable a 102.400).

Esta cámara toma todo lo bueno de la A6400, como la pantalla LCD táctil que puede inclinarse hasta 180º, una opción ideal para los creadores de contenido e incluso para capturar selfies. Encontramos, igualmente, un puerto jack para conectar un micrófono. En lo que se refiere a las capacidades del software, regresa el autoenfoque ultrarápido de 0,02 segundos —425 puntos de enfoque automático— y el seguimiento al ojo en tiempo real (Eye AF).

Sin duda, su mayor ventaja frente a la A6400 es el sistema de estabilización de imagen de 5 ejes y una batería de larga duración. De acuerdo a la compañía de Japón, su autonomía dobla a la A6500, siendo posible capturar hasta 720 fotografías con una sola carga. Eso sí, no esperes ver cambios en el diseño; comparte el mismo aspecto que otras cámaras de la familia. La A6600 estará disponible en octubre por 1.600 euros (1.400 dólares), solo cuerpo, o por 2.000 euros (1.800 dólares) con la lente 18-135mm.

Sony A6100

Si bien la A6100 se centra en atender a un sector que no busca las mejores prestaciones, aún así mantiene gran parte de las características del producto descrito anteriormente. Por ejemplo, el sensor y procesador son exactamente los mismos de la A6600. También conserva el sistema de estabilización de 5 ejes, el enfoque automático ultrarápido y el seguimiento de ojo Eye AF. Eso sí, este último no está disponible en la grabación de vídeo.

Finalmente carece de los perfiles de imágenes y la ISO ampliada, mientras que el visor tiene menor resolución. El modelo también estará disponible en octubre por 900 euros (750 dólares), solo cuerpo. Se ofrecerán otras dos variantes, una por 1000 euros con una lente de 16-50mm y otra de 1.250 euros con lentes de 16-50mm y 55-210mm.