Redmi, la submarca de Xiaomi, ha confirmado a través de una publicación en la red social china Weibo que su próximo gran lanzamiento, el Redmi Note 8, contará con un microprocesador Snapdragon 655 y cuatro cámaras en la región posterior.

A lo largo de la última semana, el fabricante chino también confirmó que el Redmi Note 8 Pro, la variante superior de esta nueva familia, contará con un microprocesador Helio G90T de MediaTek. Esta decisión causó una ola de críticas por parte del público especializado, pues los procesadores desarrollados por esta firma suelen dificultar los procesos de actualización y ofrecen una menor eficiencia energética que los fabricados por otras empresas. La inclusión de un procesador Qualcomm en el Redmi Note 8 palia el escepticismo existente en torno a la familia, causado principalmente por el SoC Helio G90T de MediaTek.

El Snapdragon 665 ya se incorpora en smartphones como el Mi A3, donde ha probado su valía en diversos aspectos. Se trata, por lo tanto, de un microprocesador conocido y aceptado por el sector, como la gran mayoría de chips de Qualcomm.

Redmi también ha aprovechado la ocasión para confirmar la inclusión de una cámara trasera cuádruple, la cual estará compuesta por un sensor principal de 48 megapixeles, un teleobjetivo, un gran angular y un macro. El nuevo set fotográfico promete ser mucho más versátil que el de la mayoría de sus rivales.

Lu Weibing, CEO de Redmi, aseguró a través de Weibo que el nuevo sensor principal cuenta con píxeles de 1,6 micras de tamaño –haciendo uso de la tecnología pixel binning–, lo que se traduce en imágenes más luminosas y nítidas que las de la generación anterior. El ejecutivo, además, adjuntó dos imágenes capturadas con este nuevo producto.

Tanto el Redmi Note 8 como su variante Pro serán presentados el próximo 29 de agosto. Inicialmente, los dos productos saldrán a la venta en China, pero se espera que su lanzamiento europeo se produzca pocos meses después.