Uno de los mercados más potentes, además del de la telefonía móvil es, sin duda, el de los televisores de gama alta. Si bien son pocos fabricantes lo que son capaces de mantener una buena salud de ventas y participar de forma activa en este mercado, poco a poco va sucediendo como en el móvil. Compañías chinas como Xiaomi han irrumpido en este mercado con bastante acierto en aquellos países en los que operan, llevando gama media y alta a precios muy comedidos, y parece que OnePlus está dispuesta a hacer lo propio.

Ya sabemos que OnePlus estaba desarrollando su propia gama de TVs, tanto OLED como QLED y en cuatro modelos de 43, 55, 65 y 75 pulgadas, por lo que abarcaría la mayoría de tamaños disponibles en el mercado actual e incluso saltaría a las 75 pulgadas, un tamaño generalmente reservado a la gama más alta de los fabricantes más importantes, como Samsung, Sony o LG. También sabemos que llevará Android TV, por lo que en ese aspecto tendrá disponible la mayoría de las aplicaciones en su lanzamiento.

El CEO de la compañía ha querido apuntar más detalles del lanzamiento, que espera que llegue en algún momento del mes que viene limitado regionalmente. Los primeros detalles apuntan a que su llegada al mercado quedará limitada a la India en un primer momento, un país que ha venido apostando muy fuerte por OnePlus y en el que ha cosechado generosos resultados económicos.

Pero con todo, uno de sus puntos fuertes y por lo que quiere apostar la compañía es la experiencia de usuario para que los espectadores que usen sus teles tengan un acceso sencillo al contenido, tanto al que ya están viendo como para descubrir uno nuevo. A día de hoy la diferenciación es uno de los valores más importantes, por lo que es lógico que en un mercado tan estandarizado, OnePlus quiere diferenciarse de su competencia que ya está asentada en el mercado.