Friends cumplirá un cuarto de siglo de llegar a la pantalla chica y convertirse en símbolo generacional y, sobre todo, de una forma nueva de ver televisión. Para celebrarlo, Warner preparó una sorpresa que sin duda agradecerán las legiones de fanáticos: Doce de los llamados “mejores episodios” se proyectarán en 1.000 cines de Estados Unidos a partir del mes de septiembre. 

Se trata por supuesto, de una inteligente maniobra de marketing que deja en claro que el estudio se toma muy en serio la importancia de una de sus programas emblemáticos. Recientemente, la noticia que Friends abandonaría el catálogo de Netflix en algunos países para pasar a engrosar el de HBO marcó una nueva dimensión de la batalla abierta entre plataformas de streaming. Ahora, con la celebración de los 25 años de show, es evidente que la publicidad reciente a su alrededor no es sólo una estrategia destinada a captar a los fans más acérrimos, sino también asegurarse, que su llegada al canal WarnerMedia, sea todo un suceso mediático. 

Los capítulos que se proyectarán en la pantalla grande, fueron considerados como los “favoritos de los fanáticos”. La selección incluye al ya clásico primer episodio —convertido en uno de los pilotos más vistos de la televisión— y también, varios de los más emblemáticos: The One with the Embryos, The One with Ross’s Weedding, The One Everyone Finds Out y The One Where Ross Got High. En lo que parece ser un reconocimiento tácito de la crítica habitual sobre la calidad de las seis primeras temporadas del show, no se proyectarán capítulos de la temporada siete en adelante

A partir del 23 de septiembre y hasta el 2 de octubre se llevarán a cabo proyecciones de cuatro episodios, lo que busca sin duda, imitar el hábito “maratón”, ya popular en plataformas de streaming. Para la ocasión, la serie fue remasterizada en 4K, utilizando imágenes del negativo original de 35 milímetros. 

“No podríamos estar más emocionados de mostrar por primera vez estos episodios remasterizados digitalmente en el cine” dijo Lisa Gregorian, directora de marketing de Warner Bros Televisión, en el comunicado público “Se trata de una experiencia compartida para que nuestros fieles seguidores puedan disfrutar de algunas de sus escenas favoritas de amigos de una nueva manera”.

Una taza de café y mucha buena publicidad

La campaña de Marketing para Friends es un curioso fenómeno asociado directamente con la nostalgia. Desde una línea LEGO —que mostrará a los amigos más famosos de la televisión en un set armable—, una colección de muebles en Pottery Barn, que incluye la odiaba mesa de Boticario de Phoebe Buffay, hasta lo que se ha llamado “una experiencia inmersiva” que se estrenará en la ciudad de Nueva York este año, la serie se ha convertido en objeto de interés de la cultura pop y también, una manifiesta demostración del poder de las nuevas plataformas para la televisión. 

Warner ha puesto especial interés en reverdecer la popularidad del show sin dejar de recordar lo que le hizo famoso, poniendo énfasis en el humor inocente y la devoción de los incombustibles fanáticos, algo que Gregorian parece tener muy claro. “El impacto cultural que Friends sigue teniendo, veinticinco años después de su estreno, es asombroso, un verdadero testimonio del genio de Marta Kauffman, David Crane, Kevin Bright y un elenco increíblemente talentoso”, dijo la ejecutiva a Entertainment Weekly

La relación del público con la serie es también un fenómeno en si mismo que sorprende a críticos y analistas de medios: el show ha convertido en un improbable motivo de culto para buena parte de la generación que creció disfrutando de las aventuras de los seis amigos en la pantalla chica. Con su mirada ingenua y sofisticada sobre las relaciones románticas, la vida en una gran ciudad y el tránsito hacia la edad adulta, Friends es un singular objeto del deseo en las preferencias de buena parte del público televidente actual.

En el 2015, The Hollywood Reporter pidió a más de 2.800 personas de la industria que eligieran su programa favorito de todos los tiempos y para sorpresa de la publicación, la elección dejó el primer lugar no las clásicas The Mary Tyler Moore Show (que alcanzó el diecinueve) o The Sopranos (en el sexto), sino a Friends, toda una demostración del peculiar poder adictivo de un argumento en apariencia sencillo y atemporal. 

¿Se repetirá el fenómeno en el cine? Lo sabremos a partir del 16 de agosto, cuando las entradas para el evento comenzarán a venderse.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.