Natalia Tena, actriz británica de padres españoles, quien interpretó a Osha en Juego de Tronos tuvo la oportunidad de ver la 8ª temporada de la serie y tiene mucho que decir al respecto.

Como era de esperarse, no le gustó y acepta que en algún punto su pareja tuvo que irse de la habitación después de una hora de quejas mientras veía los últimos episodios de la serie. Como nadie la escuchaba, llamó a un amigo y siguió.

Pero a diferencia de la mayoría de nosotros, las quejas de Natalia Tena tienen un poco más de validez, después de todo, es parte del elenco de Juego de Tronos.

Lo explicó durante el podcast White Wine Question Time. Los primeros tres episodios de la última temporada le parecieron adecuados, pero de ahí en adelante todo cae, que es como si otras personas, que desconocen la serie, tomaran el control.

"Después de la Batalla de Winterfell, simplemente no entendí lo que pasaba. La calidad de los guiones a medida que se acerca el final, todo lo que pasa, cómo lo acaban, comparado a cualquier otra temporada, es como si los guiones los escribieron otras personas, no tiene sentido alguno […] Me gustó hasta el momento en que Arya apuñala al Rey de la Noche".

Tena no es la única persona que opina así de la octava temporada y el último episodio. El final de Juego de Tronos es el episodio con la calificación más baja en la historia de iMDB que ha sido nominado a un premio Emmy, apenas 4,2 sobre 10.

👇 Más en Hipertextual