Sony ha presentado sus resultados financieros del primer trimestre del año, y aunque este año ha sido algo más complicado para la compañía por lo reducido de su catálogo de juegos AAA en comparaciones con trimestres anteriores, que tuvieron lanzamientos como el de Horizon Zero Dawn o God of War, entre otros, la PS4 sigue batiendo récords y aumentando su base instalada, lo mismo que los suscriptores de PS Plus.

Sobre cifras, los números asustan: Sony ya ha vendido 100 millones de consolas de forma acumuladas, y aunque todavía esté lejos del éxito que supuso la PS2, a día de hoy el móvil y el resto de competidores hacen que el mercado sea más complicado, pero con todo sigue siendo una cifra récord en un momento en el que la generación de consolas está en su último año de vida plena, ya que se espera que las nuevas consolas lleguen el próximo año.

No obstante, la PS4 ha sido la consola que más rápido ha alcanzando los 100 millones de unidades vendidas, por lo que la salud de la sobremesa de Sony es formidable desde su lanzamiento. En total han sido algo más de tres millones de consolas las que ha vendido la compañía en el último trimestre, que arrojaba una cifra acumulada de 96.8 millones de unidades.

Sobre las cifras de PS Plus, la compañía ya tiene 36,2 millones de suscriptores que pagan religiosamente la cuota, por lo que los ingresos de la compañía, más allá del software y los juegos no hacen más que aumentar, pese a que ha percibido una desaceleración en su división de consolas del 3% en este trimestre, motivado por la época del año, la escasez de juegos y las confirmaciones sobre la llegada de la PS5.