Tesla es una de las compañías de automóviles que más se preocupan porque sus clientes estén contentos y por alargar todo lo posible la vida útil de sus coches. Tanto que la compañía ya busca fórmulas que vayan más allá de la mera actualización de software, también añadir características de hardware que permitan a los modelos más antiguos tener la mayoría de novedades de la flota actual, entre ellas, los nuevos chips que gobiernan los más recientes Model S, X y 3, también conocido como Hardware 3 o FSD.

Por ello, Elon Musk ha anunciado que a finales de año dará opción a los usuarios de vehículos eléctricos antiguos de la compañía que usan el Hardware 2 de actualizar el chip que gobierna estos coches por el modelo que utilizan actualmente, algo que supondrá una suerte de recall voluntario para los miles de Model S, X y 3 que no incluyen esta especificación de hardware y que permitará dar el salto a las actuales especificaciones de FSD.

Aunque no da una fecha concreta, el CEO de Tesla apunta a que comenzarán con el programa de reemplazado en algún punto a finales de último trimestre del año, para continuar el siguiente. Tampoco se conoce el precio que tendrán que pagar aquellos que quieran reemplazar el chip existente con la tercera versión con capacidades de FSD (Full Self-Driving o conducción autónoma completa), pero tal como comentó en el pasado, se tratará de una actualización gratuita para los propietarios que compraron la función de conducción automática completa, un paquete de software que cuesta $6,000.

Este nuevo chip fue presentado en abril y es el primer paso como actualización de hardware para alcanzar en el futuro la conducción autónomo completa, puesto que los Model X y S que se lanzaron el marzo ya vienen equipados con este chip y no es necesario actualizar, lo mismo sucede con los Modelo 3 que llegaron al mercado en abril. La base sobre la actualización es la del Hardware 2, que incluye los sensores que proporcional al vehículo la posibilidad de aprovecharse de todas las opciones del Hardware 3 o FSD.

Ahora habrá que comprobar la capacidad de Tesla para afrontar una actualización masiva de este nivel, y también está por ver si muchos de los usuarios que no pagaron en su día por el pack más completo realizan ahora el desembolso de actualizar su coche al hardware 3.