Tras ser presentado en Milán el pasado mes de abril, Samsung comienza a vender en España el Galaxy A80, su smartphone con cámara giratoria. Este producto, el más avanzado d ella nueva familia Galaxy A, se puede adquirir en todos los distribuidores oficiales –y en la web de Samsung– desde el día de hoy. Está disponible en dos colores (blanco y negro) y una única capacidad de almacenamiento (128 GB). Su precio es de 669 euros.

En el interior del Galaxy A80 se encuentra un procesador Snapdragon 730, el cual está acompañado de 8 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento. Junto a ellos también se encuentra una batería de 3.700 mAh capaz de alimentarse mediante carga rápida de hasta 25 W –incluso más veloz que el Galaxy S10–.

La pantalla tiene un tamaño de 6,7 pulgadas, cuenta con tecnología AMOLED y una resolución FullHD+. Esta, además, ocupa la totalidad del frontal gracias al módulo rotatorio y retráctil, el cual oculta la cámara frontal cuando no está en uso. Bajo la pantalla se encuentra, como en otros modelos de la marca, un lector de huellas dactilares.

El módulo fotográfico está compuesto por un sensor principal de 48 megapixeles con un objetivo de apertura f/2,0. A su lado se encuentra una cámara 3D y un segundo sensor de 8 megapixeles con un objetivo de tipo gran angular.

Con este teléfono, Samsung busca apelar a la "Generación Z", el público más joven de la generación. "Galaxy A80 se creó para un mundo donde los nativos digitales están capturando, compartiendo y conectándose en todo momento", explica Celestino García, vicepresidente corporativo y responsable de ventas de Samsung España. "Las últimas innovaciones en cámara, diseño y rendimiento del Galaxy A80 brindan una nueva experiencia móvil que se adapta a las necesidades de la generación actual: siempre conectada".