El ciclo de actualizaciones de Windows 10 se basa en dos grandes lanzamientos al año. Generalmente llegan cargadas de novedades y con notables cambios, pero todo apunta a que la próxima gran actualización -conocida de momento como 19H2- será bastante escueta.

Desde Microsoft comentan que será una actualización que ofrecerá mejoras de rendimiento, características empresariales y mejoras de calidad. Esto se suma a lo anunciado en abril, cuando avistamos pequeñas pinceladas de estos cambios mediante un comunicado emitido por Microsoft.

Estas actualizaciones llegarán a los usuarios de Windows 10 May 2019 Update de manera mensual. Es decir, como si de una actualización acumulativa se tratase. Con este nueva funcionalidad pretenden que el proceso de actualización sea más rápido y menos complejo para el usuario.

Por ahora las personas inscritas en el programa Insider -anillo lento- tendrán acceso a esta nueva versión a partir de hoy. En esta primera versión se probará el proceso de entrega de la actualización y desde Microsoft ya avisan de que es posible que las nuevas funcionalidades aún no sean visibles para el usuario.