Se trata de uno de los SUV más exitosos de Europa, especialmente en España y Francia. El Renault Captur se ha renovado hoy trayendo por vez primera en la historia del modelo una variante capaz de aprovechar energía eléctrica y potencialmente limpia. Este se suma al reciente Renault Zoe, que se presentó hace tan solo unas semanas con una autonomía de 400 kilómetros a bordo.

En este caso, la autonomía eléctrica será mucho menor. El nuevo Captur cuenta con varias opciones según tipo de motor a bordo. Si optamos por la versión híbrida –Renault Captur E-Tech Plug In–, uno de ellos será de combustión tradicional y una pequeña batería de 9,8 kWh –de los cuales 7,5 kWh serán útiles– alimentará al resto. Estos serán de 35 y 15 kW de potencia.

Será el motor de 35 kW el que funcionará a baja demanda de par o potencia, moviendo el coche hasta velocidades de crucero de hasta 135 km/h. El menor actuará como soporte de un motor principal de combustión, para activarlo siempre que sea necesario. La autonomía estimada en funcionamiento exclusivamente eléctrico es de 45 kilómetros en ciclo WLTP.

Renault Captur 2019 híbrido eléctrico enchufable

Por tanto resulta una alternativa a trayectos cortos siempre que no sea posible utilizar medios de transporte públicos o contaminantes. Será posible cargar esta batería en algo menos de tres horas en una toma de corriente doméstica de 3 kW.

Este E-Tech Plug In cuenta con algunas de las características de conducción autónomas de la marca, como estacionamiento y frenada de emergencia –bajo reconocimiento de peatones y ciclistas– automáticos.

Aunque todavía no hay precios oficiales para el Renault Captur 2019 en su versión híbrida enchufable, se espera que esta sea sensiblemente más costosa que la versión de combustión interna. Esta parte de unos 13.000 euros, por lo que probablemente estemos ante uno de los SUV con opción de bajas emisiones más baratos del mercado.