Nintendo ha actualizado este miércoles la Nintendo Switch, la consola portátil que puede ser utilizada tanto en movimiento como conectada a un televisor, añadiendo mayor capacidad a la batería de la misma. Esto permitirá, precisamente, exprimir las posibilidades de la consola cuando uno la utiliza fuera de casa.

Con la nueva revisión, y según podemos ver en su página web, la consola pasa a contar con una autonomía de entre 4,5 y 9 horas de uso (según el juego). La anterior versión ofrecía un abanico que iba desde las 2,5 horas hasta las 6,5 horas, suponiendo un incremento notable que beneficiará de manera evidente la experiencia diaria con la máquina.

Sea como fuere, no hay rastro alguno, por ahora, de las mejoras en la CPU y el almacenamiento que vimos filtradas hace unos días. Esto se debe a que no aparecen representados en el portal oficial de la compañía, pero será algo que conozcamos con detalle en los próximos días a medida que las nuevas unidades vayan distribuyéndose.

Empujando la portabilidad

La revisión de la Nintendo Switch original llega en un momento especialmente adecuado, si nos centramos en temas de portabilidad, tras el anuncio de la Nintendo Switch Lite que dejaba a la anterior consola algo por debajo en términos de autonomía respecto al modelo más económico. Ahora la mayor de ellas vuelve a situarse por encima, algo natural debido a sus dimensiones.

La firma nipona dispone ahora de un catálogo mucho más atractivo para los nuevos jugadores que piensan adquirir una de las consolas, con dos alternativas claramente diferenciadas y competentes en su segmento para cada tipo de uso. Para conocer el resto de los cambios que llegan con esta actualización de la Switch original, como se mencionaba, aún habrá que esperar.