Los datos recopilados por la firma de análisis de mercado Kantar –y publicados por Bloomberg– ya cuantifican la caída de ventas de Huawei en los cinco principales mercados de Europa. Concretamente, el fabricante ha perdido –en la suma de Reino Unido, Francia, España, Alemania e Italia– en torno a un tercio de su cuota de mercado entre mayo y junio

Según Dominic Sunnebo, director de Consumer Insights en Kantar, "los primeros indicadores reflejan que Samsung y Xiaomi son los mayores beneficiados" aunque Apple también "ha visto un pequeño repunte en las ventas".

Tras esta caída de ventas se encuentran las acusaciones de espionaje y la inclusión de la compañía en la Entity List del Departamento de Comercio estadounidense, que prohibe a las empresas norteamericanas vender productos y tecnologías al fabricante chino sin una autorización previa del Gobierno. Esta última medida –que afectó colateralmente a empresas como Google, Intel o Microsoft– causó incertidumbre entre los consumidores, que temían que los smartphones de la marca dejasen de funcionar correctamente.

Un mes y medio más tarde, no obstante, Donald Trump anunció –tras una extensa reunión con Xi Jinping (presidente de la República Popular de China) en la cumbre del G20– que las empresas norteamericanas podrán solicitar licencias de venta al Departamento de Comercio siempre que los bienes comercializados no representen un riesgo para la seguridad nacional. Esta decisión devolvería la tranquilidad a la división de consumo de Huawei.

En España, el máximo responsable de la división de consumo confirmó a este medio que, dentro de Europa, España ha sido uno de los países más afectados. En los días inmediatamente posteriores a la inclusión de Huawei en la Entity List, las ventas del fabricante cayeron entre un 25% y un 30% en España, según Pablo Wang.

En las semanas posteriores, no obstante, el ejecutivo aseguró que las ventas de la compañía remontaron hasta equiparar los niveles de abril. "Cayó la primera semana y la segunda. La tercera empieza a reaccionar y la cuarta o quinta ya es un proceso de normalización", explicó.