La aplicación "Updates for Samsung", con más de diez millones de descargas, ha sido retirada de la Google Play Store tras revelarse las prácticas fraudulentas que escondía.

Concretamente, "Updates for Samsung" ofrecía a los usuarios la posibilidad de descargar actualizaciones de software para smartphones de Samsung. Para ello, el consumidor encontraba varias opciones: una modalidad de descarga gratuita (a una velocidad máxima de 56 Kbps) y una modalidad premium (sin límite de velocidad) que requería el pago de una suscripción anual de 34,99 dólares.

Los 56 Kbps, según relatan en ZDNet, resultan insuficientes para descargar el archivo. "En nuestras pruebas, hemos descubierto que las descargas [gratuitas] nunca acaban, incluso usando una red fiable", asegura Aleksejs Kuprins (analista de malware del Grupo de Seguridad CSIS). De esta forma, la aplicación empujaba a los consumidores a realizar un pago de 34,99 dólares por una actualización de software que Samsung, en realidad, distribuye sin ningún coste a todos sus clientes.

En declaraciones a The Verge, Google reconoce haber "suspendido" la aplicación, la cual violaba sus políticas de uso. "Proporcionar una experiencia segura es una prioridad máxima, y las políticas de uso para desarrolladores de Google Play prohíben estrictamente las aplicaciones que son engañosas, maliciosas o intentan abusar de cualquier red, dispositivo o datos personales. Cuando las violaciones son descubiertas, actuamos", asegura la compañía estadounidense.