Todos y cada uno de los coches Tesla que circulan por Europa son ensamblados en alguna de las líneas de producción de las gigafábricas de la compañía en Estados Unidos y después importados al continente por medio de barcos que van desde San Francisco hasta algún puerto noreuropeo.

Esto supone problemas logísticos cada vez más grandes a medida que más y más coches en el viejo continente, sobre todo el Model 3. No solo es un tema de fabricación, el transporte a través de un océano, montaje y desmontaje, revisión a su llegada y luego el hacerlo llegar a cada país y ciudad de destino final supone un problema severo para el crecimiento de Tesla, de hecho es el motivo principal por el cual durante el primer trimestre de 2019 redujeron ventas.

Es por eso que, al igual que la gigafábrica de China que está a punto d ser terminada y empezar la producción de vehículos en la región, Tesla planea construir una en Europa que debería estar funcionando en 2021, según el propio Elon Musk.

"Nuestros planes es seguir fabricando coches que van a Europa desde Fremont, California hasta que nuestra gigafábrica europea esté operativa. Eso sucederá, probablemente, en 2021", explicó el CEO de Tesla cuando le preguntaron si Europa recibirá coches ensamblados en China.

Tesla ya tiene una presencia operativa importante en Europa, en la ciudad de Tilburg en los Países Bajos, donde hay una planta de ensamblaje que se encarga de hacer los ajustes finales a los coches que llegan desde California, además de dar servicio, hacer pruebas y dejarlos listos para ser enviados a su destino final.

La gigafábrica europea se encargaría de la fabricación, ensamblaje, producción de packs de baterías, trenes motrices y demás partes necesarias para que un vehículo de Tesla funcione. Simplificaría la logística de venta de coches en la región, aunque no necesariamente reduciría sus precios.

Elon Musk lleva años mencionando la posibilidad de la construcción de la gigafábrica europea. En 2016 Tesla adquirió Grohmann Engineering que ahora se conoce como Tesla Grohmann Automation, instalación que está en la ciudad de Prüm en Alemania, que se encuentra cerca de la frontera con Bélgica y Luxemburgo, por lo que tendría sentido que sea allí.

No se ha anunciado el lugar final de construcción de la gigafábrica europea, pero en 2018 Musk mencionó que Alemania es el país que les gustaría, sobre todo en la frontera con Francia, cerca de Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo (región de Benelux).

La demanda de vehículos Tesla en Europa sigue en aumento, acercándose a los niveles de otras marcas premium en la región, según se explicó en los resultados del segundo trimestre fiscal de la compañía, por lo que una producción local es cada vez más necesaria y lógica.