Hay muchas razones por las que podrías necesitar **compartir una cuenta de correo** de Gmail. Si bien lo normal es que cada uno tenga su propia cuenta, ya que **es personal y va asociada** a otros servicios de Google como Drive, Calendario, Hangouts, Mapas o YouTube, por motivos de trabajo se suelen emplear cuentas compartidas asociadas a una marca, un producto, un departamento o un perfil social.

En esos casos, la primera solución que solemos emplear es **compartir esa dirección y su contraseña** y que las personas encargadas utilicen esa cuenta cuando sea necesario. Pero Google ofrece una solución **más práctica y segura** que puedes configurar fácilmente desde la **cuenta a compartir**. Así, una cuenta de Gmail será accesible para dos o más personas desde sus propias cuentas y podrán **enviar y recibir mensajes**.

## Conceder acceso a tu cuenta

Para configurar cuentas compartidas en Gmail deberemos acudir a la opción llamada **Conceder acceso a tu cuenta**, que encontrarás en la sección **Cuentas e importación** dentro de la **Configuración** de Gmail si accedes desde el navegador.

Su propósito es que una cuenta de Gmail pueda ser manejada por varias personas en su nombre **sin compartir la contraseña** asociada a esa cuenta. Puede sernos útil para una cuenta asociada a un **producto o proyecto de grupo** o simplemente si vamos a estar **ausentes una temporada**, tener a alguien que se haga cargo de las tareas o mensajes que recibimos nosotros.

Google llama **delegados** a las personas que tendrán acceso a estas cuentas compartidas. Para añadir un delegado, de un **máximo de 10** por cuenta personal y un **máximo de 25** por cuenta de trabajo, debemos acudir a **Configuración > Cuentas e importación > Conceder acceso a tu cuenta > Añadir otra cuenta**. Escribimos la dirección de correo de quien tendrá acceso a esa cuenta y éste “recibirá un correo para que confirme la delegación. Una vez que lo haya hecho, **aparecerá en tu cuenta como delegada** en un plazo máximo de 24 horas”.

Los delegados pueden leer los mensajes que han enviado a la cuenta compartida, responder esos mensajes o enviar correos nuevos y/o eliminar mensajes. Eso sí, al enviar un mensaje **se mostrará la dirección** de quien lo envía para diferenciarlo de los mensajes enviados directamente desde la cuenta compartida.

Además, por motivos de seguridad, los delegados **no pueden cambiar la contraseña** de la cuenta de Gmail compartida **ni hablar en Hangouts** haciéndose pasar por esa cuenta. Y por lo demás, en cualquier momento puedes añadir nuevos delegados o eliminar los ya existentes desde **Configuración > Cuentas e importación > Conceder acceso a tu cuenta**.

En resumen, con las cuentas compartidas de Gmail podrás dar acceso a varias personas a una misma cuenta sin por ello **compartir la contraseña**, por lo que será más seguro para todos y evitaréis problemas de seguridad. Además, con esta función **todos tendréis acceso** a los mensajes, en vez de estar en una única bandeja, todo ello sin problemas de identidad, ya que quien envíe mensajes desde la cuenta compartida **aparecerá identificado** en todo momento.

También en Hipertextual:

La actualidad tecnológica y científica en 2 minutos

Recibe todas las mañanas en tu email nuestra newsletter. Una guía para entender en dos minutos las claves de lo realmente importante en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

Procesando...
¡Listo! Ya estás suscrito

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario