Se esperaba que Project xCloud fuera uno de los focos de atención en la conferencia de Microsoft en el E3 2019. Sin embargo, la compañía decidió centrarse en mostrar una gran cantidad de títulos —tanto first party como third party— y en revelar algunas especificaciones de Project Scarlett, la consola Xbox de próxima generación. De cualquier manera, existen algunos detalles a rescatar sobre su debut en los videojuegos en streaming.

En primer lugar, la Xbox One contará próximamente con una función llamada Console Streaming, la cual permitirá transmitir juegos a otros dispositivos como smartphones, tablets y ordenadores en una red local. El objetivo es que los jugadores puedan seguir disfrutando de la experiencia desde cualquier lugar donde se encuentran, ya sea usando esta función o por medio de Project xCloud.

La propuesta es bastante similar a Remote Play de la PlayStation 4, una funcionalidad que también se limita a la red local. Aún no existe confirmación oficial, pero todo indica que Console Streaming será una característica incluida en Project xCloud. Y es que Phil Spencer, director de Xbox, mencionó que la Xbox One se convertirá "en tu servidor xCloud personal y gratuito".

Microsoft aseguró que en octubre pondrán disponible una fase de pruebas alpha tanto de xCloud como de Console Streaming: "Ya sea que estés utilizando una consola en nuestro centro de datos o una consola en casa, este mes de octubre podrás usar nuestra nube de gaming híbrida para disfrutar tus juegos a donde quiera que vayas".

De momento no han especificado cuáles territorios del mundo podrán participar en la prueba, pero señalan que están escalando su infraestructura a nivel global. "Hemos implementado Project xCloud en los centros de datos de 13 regiones del mundo", agregan. En mayo confirmaron que, en un inicio, la versión final de xCloud estará disponible únicamente en Norteamérica, Europa y Asia, mientras que a otras regiones llegará posteriormente.

👇 Más en Hipertextual