Uber está permitiendo a algunos usuarios en los Estados Unidos realizar pedidos a Eats desde la aplicación principal de transporte privado.

Según informa The Verge, el logo de Eats aparece en la esquina superior derecha de la app de taxis de Uber para aquellas personas que no han descargado todavía la app de Uber Eats. Al hacer clic en el logo de Eats, se abre una versión de Uber Eats en el navegador web desde el cual se realizan los pedidos al igual que en la app de comida a domicilio.

La prueba solamente se lleva a cabo, de momento, en ciudades en las que Uber Eats opera junto con la app principal de Uber, particularmente en donde no hay patinetes o bicicletas que ofrezcan el servicio de comida. Es decir, la integración no ha sido implementada todavía en metrópolis como Nueva York, Los Ángeles o San Francisco.

De acuerdo con Uber, según recoge The Verge, esta nueva integración de sus dos servicios en la misma app funciona en el 100% de los dispositivos iOS en estos sitios, mientras que la implementación en Android ha comenzado esta semana, por lo que apenas está disponible en el 17% de estos dispositivos.

Si bien la prueba es de momento solo realizada en los Estados Unidos, las posibilidades de expandir la integración a otros países es muy probable dado que le permitiría entrar en los mercados en los que la app de transporte privado ha sido bloqueada, como ha ocurrido en algunas ciudades de España como Barcelona.

"Es una categoría enorme, algunas personas creen que la categoría de comida puede ser incluso más grande que la de transporte privado", dijo el CEO de la empresa Dara Khosrowshahi la semana pasada. Además, señaló, el 50% de los usuarios de Eats no son usuarios de la app de Uber de transporte privado.

Uber Eats formaba parte de la app principal de Uber al ser lanzada en 2014 como Uber Fresh, pero la empresa decidió lanzarla como una app independiente a finales de 2015. A finales del año pasado, Uber Eats ya contaba con 1.600 restaurantes en todo el mundo, según datos de Eater en octubre de 2018.