Twitter anunció que, si bien no planea eliminar todos los tweets de políticos y líderes que violan las reglas, sí los ocultará y mostrará un mensaje para exponer la falta. La medida, que se ha hecho efectiva a partir de hoy, mencionará el siguiente texto (imagen superior): "Las reglas de Twitter sobre el comportamiento abusivo se aplican a este tweet. Sin embargo, Twitter ha determinado que puede ser de interés público que el tweet se mantenga disponible".

Eso sí, el mensaje únicamente se mostrará en cuentas verificadas que tengan, como mínimo, 100.000 seguidores. Además, deben ser funcionarios ejerciendo sus actividades, políticos candidatos o personas que están siendo consideradas para ocupar un puesto en el gobierno.

La red social había sido blanco de críticas por no actuar ante las publicaciones ofensivas de políticos, principalmente por las de Donald Trump, presidente de los Estados Unidos. Twitter menciona que su objetivo es ser más transparentes cuando alguien infringe su normativa.

Además, los tweets señalados no aparecerán en las búsquedas, en la sección de publicaciones destacadas, eventos en vivo, notificaciones para tweets recomendados o en la pestaña de exploración. Otro tipo de tweets, como los que incitan al odio o a realizar actos de violencia contra una determinada persona o grupos sociales, seguirán siendo eliminados como se hacía normalmente.

¿Cómo se determinará que un tweet que rompe las reglas es de interés público? Twitter ha formado un equipo que reúne expertos en seguridad, temas legales y políticas públicas, y serán ellos quienes decidan si la publicación puede seguir disponible, pero etiquetada. Por ejemplo, puede ser conveniente que un tweet permanezca en la plataforma para poder responsabilizar al gobierno o al político de las declaraciones.

Twitter había revelado en marzo que se encontraba estudiando la posibilidad de marcar los tweets que violan sus políticas, pero hoy sorprendió a todos haciéndola efectiva inmediatamente. Esta medida ha sido implementada en un momento crucial para Estados Unidos, pues comenzaron los debates demócratas rumbo a las elecciones de 2020.