– Jun 25, 2019, 2:27 (CET)

¿Por qué las series de Marvel no tienen el mismo éxito que sus películas como ‘Avengers’ o ‘Iron Man’?

Las películas del Universo Cinematográfico de Marvel son un éxito casi garantizado, mientras que las series, salvo contadas excepciones, son mediocres. ¿Por qué?

Marvel encontró el secreto para el éxito cinematográfico, pero aún no parece tenerlas todas consigo para el televisivo. O eso es lo que sugiere los desiguales resultados de sus series con personajes super heróicos: desde éxitos de audiencia y crítica como Daredevil y Jessica Jones, hasta resonantes fracasos como Iron Fist, la casa de las ideas no las tiene todas consigo al momento de ampliar su universo de manera más emocional, meditada y particular.

Lo anterior se hizo más notorio este año. Mientras en la pantalla grande, Avengers: Endgame daba los últimos toques al cierre de la fase tres del Universo Cinematográfico de Marvel con una historia colosal, los personajes de la casa que tienen series en Netflix enfrentaron temporadas finales prematuras, deslucidas o en el peor de los casos, cancelaciones fulminantes. En Hulu, Marvel's Runaways obtuvo una tibia audiencia y numerosas críticas por su ritmo y la forma en que mostró a sus jóvenes personas, a pesar de lograr la renovación para una nueva temporada. Por su parte, Legion —emitida en FX— ha sido un éxito de la crítica, aunque eso no evitó el anuncio que la tercera temporada será la final.

El fenómeno ya era evidente luego del poco éxito de la esperada The Defenders, estrenada en el 2017 y que no satisfizo las expectativas de los fanáticos. La serie, que reunía a Jessica Jones , Danny Rand/Iron Fist, Luke Cage y Matt Murdock/Daredevil bajo el formato de todos a uno de Los Vengadores, no fue renovada para una segunda temporada. Lo mismo ocurrió con Inhumans en NBC. La serie sufrió una lluvia de críticas incluso antes del estreno de su piloto y fue cancelada sin culminar su única temporada. Quizás, el fracaso más resonante de la casa marvelita en televisión.

Solo Agents of S.H.I.E.L.D. –renovada para una séptima temporada– y Cloak & Dagger –para una segunda– sobreviven con dificultad al singular fenómeno del poco arraigo de los personajes de Marvel en la pantalla chica. Pero ¿qué provoca que el fanático promedio no encuentre en la televisión lo que disfruta las películas? ¿Se trata de una combinación de los habituales errores de la franquicia cinematográfica, que en un formato mucho más amplio adquieren nueva dimensión?

Únicamente, las cancelaciones de Netflix –consecuencia directa de la llegada del canal de suscripción stream Disney plus en noviembre de este año– tienen una explicación clara. No obstante, el resto de las series se enfrentan a problemas - que se repiten incluso entre canales y showrunners distintos que merecen un análisis cuidadoso.

Para comenzar, una crítica frecuente a las series marvelitas, son los excesivos capítulos de relleno en temporadas de considerable duración. Las subtramas innecesarias, las escenas que muestran situaciones y circunstancias que no encajan en la narrativa general, ralentizan la acción hasta entorpecerla del todo.

Tanto Luke Cage como Iron Fist recibieron críticas por el ritmo disparejo de sus respectivas historias. Agents of S.H.I.E.L.D. estuvo a punto de ser cancelada en su segunda temporada, luego de un considerable bajón de audiencia debido a sus arcos argumentales deficientes y flojos. Los fanáticos de The Punisher se quejaron que los primeros capítulos de la serie carecen de completo interés. Incluso, el guión de elogiada Daredevil, hizo que Matt Murdock dedicara una considerable cantidad de tiempo a la investigación de casos que al final, no tuvieron la menor relación con la trama principal.

Otra dificultad que Marvel enfrenta –y no sólo en la pantalla chica– son sus villanos flojos. No obstante, en televisión, el problema es más notorio: La némesis del héroe debe ser construido capítulo a capítulo. Para conservar la tensión de la narración, los guionistas crean pistas falsas para al final revelar al verdadero malvado, lo que resta efectividad al enfrentamiento central de la historia.

El recurso también provoca la singular circunstancia que el villano señuelo sea incluso mejor que el titular. Luke Cage perdió muy pronto a un magnífico Cottonmouth , interpretado por el oscarizado Mahershala Ali, en favor del decepcionante medio hermano del héroe, Willis Stryke/Diamondback , interpretado por Erik LaRay Harvey.

Agents of S.H.I.E.L.D.

La notoria falta de un vínculo real entre las series y lo que ocurre en los grandes éxitos de taquilla cinematográfica puede ser una amenaza a la unidad temática del Universo Marvel en general.

Para sus fanáticos, resulta decepcionante que los personajes no interactúan entre sí, incluso cuando podrían hacerlo y las condiciones están dadas para que los encuentros tuvieran un sentido argumental lógico. El mundo del cine y la televisión no suelen cruzarse, pero en el caso de Marvel resulta incluso necesario.

En teoría, la relación entre el material cinematográfico y el de la televisión está a punto de cambiar con la llegada de Disney+ y sobre todo debido al anuncio de series basadas en personajes de considerable importancia en el Universo Cinematográfico de Marvel. Desde un Loki que muere en Infinity War pero que logra revivir gracias a los sucesos de Endgame hasta una historia que explorará a fondo la relación entre Wanda y Vision , el contenido original de Marvel cambiará para siempre, lo cual podría añadir interés al material televisivo de la productora.

¿También corregirá la llegada de Disney+ la dinámica interna de sus series? Lo más probable es que con un control absoluto de sus personajes y material original, la casa de las ideas tome decisiones creativas puntuales sobre la forma en que contará historias que terminarán enlazadas entre sí. Con la experiencia del UCM a cuestas, los shows de TV podrían beneficiarse de una mayor solidez narrativa.

No obstante, eso no podría no incluir a los personajes que hasta ahora, han formado parte del universo televisivo de Marvel, lo cual afectaría el interés futuro del fanático promedio. El acuerdo de Netflix con Disney impide usar a los personajes de las series cedidos a la cadena hasta 2020, lo que quiere decir que la productora debe decidir cómo traer de nuevo a pantalla a personajes como Daredevil o Jessica Jones, luego de pasar más de tres años sin un capítulo nuevo.

¿Tendrá interés para Disney+ hacerlo? No es un panorama sencillo, como tampoco, los numerosos hilos que deberá enlazar –y problemas a subsanar– en su canal de contenido exclusivo. Sólo resta esperar hasta noviembre para conocer la forma en que Marvel ensamblará una nueva forma de comprender a sus personajes y al universo que les rodea.