Fue el pasado 16 de abril cuando Sony reveló los primeros detalles de la PlayStation 5, destacando que integrará un sistema de almacenamiento ultrarápido para reducir los tiempos de carga significativamente. Más allá de las velocidades de la unidad SSD, de la cual todavía se desconocen sus características concretas, la empresa también patentó un sistema que permitiría eliminar las pantallas de carga en algunos juegos.

La patente, descubierta por IGN y que lleva por nombre "Sistema y método para cargar dinámicamente software de videojuegos para una experiencia de juego más fluida", describe una técnica capaz de monitorear la posición del jugador en un entorno, siendo posible determinar cuáles son las próximas zonas que se deben cargar. Cuando el usuario llega o se aproxima a estas áreas, el sistema ya las ha cargado anticipadamente, eliminando así cualquier interrupción.

Aunque el registro no lo menciona, este software sería ideal para mejorar el rendimiento de un juego de mundo abierto, uno de los géneros más populares de los últimos años. También es importante aclarar que el susodicho sistema funcionaría únicamente en títulos que ofrecen una experiencia ininterrumpida, no así en aquellos que requieren una pantalla de carga para pasar a una misión o nivel ambientado en otro escenario.

No se sabe si el software ya forma parte del kit de desarrollo de la PlayStation 5, mismo que ya se encuentra en manos de algunos estudios desarrolladores. No obstante, a nadie debería sorprenderle si la patente se hace realidad, pues Sony está impulsando los tiempos de carga reducidos como una de las principales características de su nueva consola, un camino que también ha seguido Microsoft con Project Scarlett.

De hecho, Sony ya mostró en vídeo una comparación entre los tiempos de carga de la PS4 y PS5. La diferencia, como se esperaba, fue abismal. Spider-Man tardó 8,1 segundos en la PlayStation 4, mientras que el hardware de próxima generación lo hizo en tan solo 0,8 segundos. Aún nos resta por conocer más novedades de la consola antes de su lanzamiento en el último trimestre de 2020.