Durante el Mobile World Congress en su edición asiática, que tiene lugar esta semana en Shanghái, Oppo ha presentado no solo su sistema de cámara frontal escondida bajo la pantalla, sino también MeshTalk, un sistema de comunicación descentralizada que permite realizar llamadas o enviar mensajes sin utilizar Wi-Fi, Bluetooth o la infraestructura de redes móviles tradicional.

MeshTalk permitirá establecer conexiones en un rango de hasta 3 kilómetros en exteriores. Estas ponen en contacto los dispositivos con esta tecnología activos, haciendo que sean los propios usuarios los vayan pasando la información hasta dar con el dispositivo al que se contacta.

Oppo resucita el walkie-talkie: sin datos, Bluetooth ni Wi-Fi

Oppo afirma que esta tecnología funciona sobre un chip dedicado como soporte, en el que se gestionaría esta red local que permitiría establecer conexiones –de momento, de forma exclusiva– entre terminales de esta marca. Este chip permitiría mantener el consumo energético a raya, lo cual es una preocupación dado que incluso cuando no lo usemos activamente, nuestro smartphone sería parte de una red que daría servicio al resto de usuarios cercanos.

Según afirma The Verge, Oppo espera mantener una autonomía de 72 horas en standby en los móviles que lo incorporen. No está claro todavía si se verá restringido a los futuros lanzamientos o si es posible actualizar los ya existentes como los recientes Oppo Reno y Reno 10x Zoom, aunque no cuenten con ese pequeño chip.

Esta red local funcionaría al margen del internet global o la infraestructura de operadores y proveedores de acceso a internet. Este aislamiento permite a la privacidad ser un punto a favor, aunque todavía no despeja algunas dudas:

  • Establece una limitación de distancia con el interlocutor difícil de anticipar. En lugares más densamente poblados –o, específicamente, con mayor número de terminales Oppo con MeshTalk activo–, la limitación de 3 kilómetros podría ser mayor.

  • No aclara todavía el nivel de cifrado que establecen las comunicaciones a través de estas conexiones, o su nivel de aislamiento con el resto de aplicaciones y servicios del sistema. De poco sirve comunicarse de forma privada mediante un servicio, si puede estar siendo interceptado por otro.

Este servicio es muy similar en su concepción a FireChat, la aplicación que ya en 2014 permitía establecer conversaciones sin conexión a internet, retransmitiendo la información entre usuarios localizados.