Todavía queda mucho camino por delante para que se produzca el despliegue efectivo del 5G, aunque algunas operadoras como Vodafone están haciendo lo posible para acelerarlo. A día de hoy la lista de terminales compatibles con esta tecnología es tan reducida como inútil, máxima cuando todavía no está muy clara la fecha exacta para la puesta en marcha de la cobertura global de esta tecnología.

No obstante, la mayoría de fabricantes ya se están adelantando al cambio que va a suponer el 5G, y aunque Apple siempre suele ser de las últimas en adoptar una tecnología de este tipo, parece que veremos iPhones con 5G más pronto que tarde. Ming-Chi Kuo apunta a que los terminales premium de Apple incorporarían esta tecnología en 2020, para hacerla extensible al resto de la gama de terminales en el 2021.

Era lógico pensar que la adopción por parte de Apple de esta tecnología iba a retrasarse dadas sus disputas con Qualcomm, pero como han llegado a un acuerdo para los próximas años, todo parece indicar que la compañía podría adoptar esta conectividad tan pronto como el año que viene. El mismo analista apunta a que Apple utilizaría la tecnología de Qualcomm para el primer tier de iPhones de 2020, pero migraría hacia sus propios chips 5G en algún punto de 2022 o 2023.

Sea como sea es más necesario que los grandes operadores empiecen a desplegar esta tecnología a que lo hagan los fabricantes, puesto que de nada sirve tener terminales compatibles con 5G, con el sobrecoste que supone, sin que haya redes a las que conectarse.