Las suscripciones en las aplicaciones se han convertido en uno de los modelos de negocio preferido por los desarrolladores, asegurándose de esta forma un pago mensual, trimestral o anual por parte de los usuarios a cambio de ofrecer un desarrollo más detallado y de mayor calidad. Hasta ahora, sin embargo, este presentaba ciertos problemas en iOS que, como consecuencia de una pobre comunicación, creaba situaciones incómodas para los usuarios.

El pasado mes de abril Apple añadía un paso extra de confirmación en las suscripciones para evitar que estas se realizaran de manera accidental presionando Touch ID, y ahora quiere terminar con otra de las polémicas de este sistema de pago: aquellas que se mantienen activas cuando el usuario pensaba que ya se había dado de baja.

Esta controversia surge del hecho de que para darse de baja de una aplicación no basta con eliminar la misma del iPhone o el iPad, sino que hay que especificarlo de manera directa en los ajustes de suscripciones disponibles en la App Store. Muchos personas, sin embargo, no conocen este hecho y asumen que al borrar una app también terminan sus pagos a la misma.

No más suscripciones accidentales

Con iOS 13 Apple solventa dicha confusión, como ha sido avistado por Federico Viticci, quien ha publicado en Twitter una captura de un nuevo mensaje que aparece ahora al eliminar una aplicación que cuenta con una suscripción activa. Este reza lo siguiente: ¿Quieres mantener tu suscripción a esta aplicación? Tu suscripción a [APP] todavía se puede utilizar en otros dispositivos. Se renovará automáticamente el [FECHA] si, al menos un día antes, no ha sido cancelada".

En este mensaje el usuario podrá acceder a la pantalla de administración de suscripciones para darse de baja si así lo desea o continuar con la misma activa. Con él, Apple se cura en salud y comunica de manera clara al usuario que el borrado de la aplicación no conlleva significa nada de cara a la suscripción que se disfrutaba en esta, no dando lugar, por tanto, a las mencionadas confusiones.