Tras los dos recientes accidentes de las aerolíneas Ethiopian Airlines y Lion Air, que resultaron en un total de más de 300 víctimas fatales como consecuencia de un fallo en el sistema de despegue de los modelos Boeing 737 MAX, los problemas se siguen acumulando para el fabricante de aviones. Aunque la empresa habría solventado ya el error causante de los desastres, un nuevo descubrimiento apunta a que dichos aparatos aún no estarían listos para volver a volar.

Si a comienzos de mes conocíamos que la FAA (la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos) había descubierto un fallo en las alas de determinados modelos 737 de Boeing –entre los cuales estaba incluido el MAX–, ahora este organismo revela haber encontrado "un riesgo potencial que Boeing debe mitigar" antes de calificar de nuevo a sus aeronaves como aptas para operar. No se ha especificado, por el momento, cuál es el nuevo fallo ni el plazo para solventarlo, pero desde Reuters apuntan a que la nueva validación del avión se retrasaría hasta el 8 de julio en el más optimista de los casos.

El software, la clave

En los vuelos accidentados, un fallo en el software de despegue MCAS parece que fue la clave que desencadenó los sucesos, enfocándose el trabajo de Boeing durante los últimos meses en realizar las comprobaciones y actualizaciones correspondientes para corregir su funcionamiento. El problema hoy revelado parece depender también de una actualización, según comunica la propia compañía:

Durante la revisión de la FAA de la actualización del software 737 MAX y las sesiones recientes del simulador, la Administración Federal de Aviación identificó un requisito adicional que le ha pedido a la compañía abordar a través de cambios de software [...] La revisión y el proceso de la FAA para devolver el 737 MAX al servicio de pasajeros están diseñados para dar como resultado una evaluación completa y exhaustiva. Boeing está de acuerdo con la decisión y solicitud de la FAA, y está trabajando en el software requerido. [...] Boeing no ofrecerá el 737 MAX para la certificación por la FAA hasta que hayamos cumplido con todos los requisitos para la certificación del MAX y su retorno seguro al servicio.