La mayoría de compañías automotrices están ultimando su estrategia para enfrentar el siguiente hito de su historia, los vehículos eléctricos. Más allá de los coches habituales que están dirigidos a la mayoría de consumidores, las empresas también pretenden ofrecer propuestas que cumplen con las necesidades de un sector específico. Nissan, por ejemplo, ha presentado el concepto de una furgoneta eléctrica para vender helados.

Y es que los altos niveles de contaminación son uno de los principales inconvenientes en las furgonetas convencionales de helados, ya que usan gases de efecto invernadero para mantener la temperatura baja, sin olvidar su motor diesel. Con el propósito de evitar lo anterior, Nissan y Mackie's of Scotland, un popular proveedor escocés de helados, unieron fuerzas para crear una alternativa amigable con el medio ambiente.

El concepto está basado en la furgoneta eléctrica E-NV200 que se anunció en septiembre de 2018. Tiene una batería de 40kWh con un alcance de hasta 200 kilómetros, más que suficiente para cumplir la jornada laboral. En el techo se encuentra un conjunto de paneles para aprovechar la energía solar y alimentar los refrigeradores del interior.

Además, integra el sistema Nissan Energy Roam, una fuente de energía con baterías de iones de litio. De hecho, las celdas de estas últimas fueron recuperadas de los Nissan Leaf que se producen desde 2010, otro punto a favor del medio ambiente. ¿Cómo se alimenta este sistema? Existen dos opciones, por medio de una toma de corriente de 230v o almacenando la energía que proviene de los paneles solares.

Respecto al E-NV200 original, se añadió una compuerta lateral que al abrirse muestra los productos. Cabe señalar que la furgoneta no tiene el clásico mostrador con el espacio trasero para el vendedor, pues este debe bajar del vehículo para atender a los clientes. Cuenta, además, con soporte para recibir pagos con Apple Pay o Google Pay, y puede compartir su ubicación en Twitter para que el público sepa en dónde se encuentra.

Sería lógico pensar que una camioneta eléctrica no ayuda demasiado si el helado se produce en fábricas contaminantes. Sin embargo, Mackie's of Scotland utiliza energías renovables en su proceso, mientras que los lácteos se obtienen de su propia granja. Nuevamente recalcamos que la furgoneta es, de momento, un concepto que no está confirmado para entrar en producción, pero eso podría cambiar en el futuro.