Amazon expande su portfolio de servicios en España con el lanzamiento de Amazon Motors, una plataforma de renting de vehículos que oferta modelos de Tesla, Ford, BMW, Fiat, Jeep, Seat y Subaru. Los plazos de contratación oscilan entre los 36 y los 48 meses, dependiendo del vehículo.

El proveedor del renting no es Amazon, sino ALD Automotive. La empresa norteamericana únicamente actúa como intermediario en el proceso de contratación y pago del vehículo, que se realiza parcialmente a través de su plataforma.

Según Amazon, la contratación consta de cinco pasos:

  • Paso 1. Haz tu pedido en Amazon. Busca tu coche preferido y personaliza los términos. El precio en Amazon se corresponde con la tarifa de renting mensual y cubre el primer mes.
  • Paso 2. Completa la verificación de crédito. Recibirás un email del proveedor de renting con un enlace a su sitio web: Login con Amazon y completa la solicitud de verificación crediticia.
  • Paso 3. Configura los pagos mensuales. Configura los siguientes pagos de renting mensuales en el sitio web del proveedor de renting a través de Amazon Pay.
    - Paso 4. Firma el contrato de renting. Si la verificación crediticia es aprobada por el proveedor de renting, podrás firmar digitalmente tu contrato de renting. En caso contrario, tu pedido se cancelará sin costes.
  • Paso 5. Entrega del coche. El proveedor de renting programará una cita para entregar el coche en tu domicilio.

Por el momento, entre los vehículos disponibles se encuentran varios Model S, Model 3, Model X, BMW Serie 3, Ford Focus, Fiat 500, Jeep Renegade, Jeep Compass, Seat Leon y Subaru XV. Los precios oscilan entre los 219 euros y los 1.149 euros mensuales.

Amazon describe el renting de vehículos como "una forma sencilla de usar un vehículo sin las obligaciones que conlleva la propiedad del mismo. En lugar de comprar o financiar, simplemente se paga una tarifa mensual por el uso del vehículo. Las ventajas clave del renting a largo plazo incluyen (1) la capacidad de cambiar regularmente tu coche para mantenerse al día con la nueva tecnología; (2) despreocupación por la devaluación del vehículo, por ejemplo, a causa de nuevas legislaciones y (3) despreocupación por la reventa del vehículo, ya que simplemente se devuelve al final del contrato de renting".