Ahora que el Bitcoin está empezando a remontar o al menos, a estabilizar su valor, lo cierto es que las malas noticias se siguen sucediendo cuando hablamos de monedas y de fraudes. Si China ya está estudiando prohibir su minado pro el impacto ambiental, lo cierto es que los robos electrónicos de cantidades ingentes de las criptomonedas no hace sino aumentar la presión a muchos estados para poner en marcha una mayor vigilancia de de este tipo de divisas.

El último gran robo de Bitcoin se ha saldado con 40,7 millones de dólares esfumados de un plumazo de Binance, el mayor intercambiador de criptodivisas del mundo y el más importante por número de operaciones. Aunque la cifra pueda parecer minúscula en relación a la cantidad de transacciones que maneja un sitio como Binance, lo cierto es que pone en tela de juicio la seguridad, incluso, de las plataformas con más renombre y mayor número de transacciones.

Y es que el último ataque a Binance no solo a costado los 40,7 millones robados en Bitcoin, también de una vulneración sin precedentes de la seguridad del sitio de intercambio de criptodivisas por la que los hackers tuvieron acceso a más datos de los usuarios, como por ejemplo a las claves API de los usuarios, a los códigos de autenticación de dos factores y más información personal, como ha confirmado el propio CEO del sitio, Changpeng Zhao, lo que permitió a los atacantes realizar transacciones sin que la compañía se diera cuenta:

“Los hackers tuvieron la paciencia de esperar y ejecutar acciones bien preparadas a través de múltiples cuentas aparentemente independientes en el momento más oportuno. La transacción está estructurada de una manera que pasó nuestros controles de seguridad existentes. Fue lamentable que no pudiéramos bloquear este retiro antes de que se ejecutara ".

Como consecuencia, el valor del Bitcoin ha sufrido una caída tras saltar la noticia del robo y del acceso no autorizado a los datos de los usuarios, y la reputación de un sitio tan grande como Binance ha quedado entredicho, sin que haya trascendido qué pasará ahora con el dinero de los usuarios.