Autor: Bill Bostock
Alemania ha abierto su primera sección de eHighway, (eAutpoista) que permite a los camiones pesados híbridos cargar sus baterías mientras están en movimiento.

El martes, el gobierno alemán introdujo esta tecnología en un tramo de más de 9 kilómetros de largo en la red de autopistas Autobahn, cerca de la ciudad de Frankfurt. Utiliza cables elevados de corriente continua de 670 voltios que permiten que los camiones eléctricos reducir la energía y recargar sus baterías sobre la marcha.

El programa, llamado ELISA (electrificado innovador para el tráfico pesado en Autobahn, por sus siglas en inglés), es un proyecto patrocinado por el Ministerio de Medio Ambiente que involucra al gigante de la electrónica Siemens y autoridades del estado de Hesse, donde se está llevando a cabo.

Los camiones — que disponen de barras de conductor llamadas pantógrafos agregados a la parte superior de la cabina —deben ir a menos de 90 kilómetros por hora para poder hacer una conexión de forma exitosa.

Siemens afirma que esta tecnología ahorrará a un camión de 40 toneladas 20.000 euros en costes de combustible en casi 100.000 kilómetros.

También ha señalado que si un conductor se desviara hacia la izquierda o hacia la derecha mientras está conectado a los cables, no se desconectaría.

El tramo de unos 9 kilómetros de la autopista A5 estará en pruebas hasta 2022, después de lo cual se tomará una decisión sobre si ampliar o no el proyecto, lo que ha costado al gobierno por el momento un total de 14 millones de euros.

Este vídeo de Siemens muestra cómo se pretende que el proyecto conecte los puertos marítimos con las ciudades que utilizan los camiones y la eHighway.

El Ministerio de Transportes de Alemania publicaba recientemente un estudio que afirma que el 80% del tráfico de camiones en Alemania pronto podría ser electrificado, según Deutsche Welle.

Además, el organismo ha confirmado que se están construyendo dos pistas más de eHighway: una en la región norte de Schleswig-Holstein y la otra en Baden-Wurtemberg, en el suroeste de Alemania.

El país germano afirma que quiere reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% para 2020, en un 55% para 2030, y hasta un 95% para 2050, en comparación con los niveles de 1990.

Siemens también ha probado estas autopistas eléctricas en Carson, Los Ángeles, en noviembre de 2017.

Este artículo fue publicado originalmente en Business Insider