Apple anunció nuevos MacBook Pro en la presente semana, destacando la integración de un nuevo teclado con mecanismo de mariposa que, gracias a un cambio de materiales, promete reducir "sustancialmente los problemas que se han reportado", según mencionaron los de Cupertino.

Finalmente el ordenador llegó a la mesa de iFixit, misma que ha podido mostrar exactamente cuáles son las modificaciones realizadas al controversial teclado. En primer lugar, se ha cambiado la membrana de silicona que cubre el interruptor de cada tecla. En comparación con los modelos anteriores, ahora es transparente y se siente "más suave" al tacto, menciona la web.

Sin embargo, actualmente se desconoce qué impacto tendrá la nueva membrana sobre el uso cotidiano del teclado. Apple aseguró en 2018 que el propósito del material era reducir el ruido y evitar la entrada de "escombros". Aunque no está confirmado, es probable que el cambio sea para eludir la acumulación de polvo.

iFixit asegura que el domo de metal, la pieza responsable de registrar una pulsación y de regresar la tecla a su posición original, también sufrió ligeros cambios. "La diferencia en el acabado del domo de la versión 2018 (izquierda) a la de 2019 (derecha) indica que Apple puede estar usando un tratamiento térmico o aleación revisada, posiblemente ambos", agregan.

Al igual que las membranas, no está claro qué repercusión tendrán los nuevos domos de metal. Son piezas muy delicadas que probablemente causaron algunos de los problemas de estos teclados, no obstante, ahora serían más resistentes para evitar fallos. Una vez que las computadoras comiencen a llegar a más personas seguramente surgirá más información del tema.