Finalmente Huawei y Samsung han resuelto su disputa legal por patentes, según reporta Nikkei. Ambas empresas llegaron a un acuerdo ante el Tribunal Popular Superior de Guangdong, en China, poniendo fin a una batalla que se extendió durante tres años. Ninguna de las dos partes reveló los términos del arreglo, sin embargo, el reporte indica que han negociado nuevamente las licencias involucradas.

La disensión comenzó en 2016, cuando Huawei demandó a Samsung por supuestamente haber violado una patente relacionada con su tecnología 4G. No obstante, la parte acusada también respondió con acciones legales. Entre las dos acumularon un total de 40 demandas, las cuales fueron retiradas inmediatamente después de alcanzar la resolución final.

Todas las patentes en conflicto estaban relacionadas con tecnologías que encontramos en los smartphones, un sector de gran importancia para Samsung y Huawei. Tras el acuerdo, ahora podrán centrarse totalmente en hacer crecer su cuota en el mercado.

La situación actual de cada compañía es muy distinta. A finales de abril, Samsung reportó una caída del 56% en sus ingresos del primer trimestre del año en curso. Se trata de su mayor caída en los últimos cuatro años. ¿La razón? Los de Corea del Sur arrastran malas ventas desde 2018. Huawei, por el contrario, continúa aumentando sus ventas de teléfonos en todo el mundo.

No es la primera vez que dos grandes empresas resuelven una disputa legal este año. El pasado 16 de abril, Apple y Qualcomm finalizaron un enfrentamiento que inició en enero de 2017, también por un tema de patentes. Los dirigidos por Tim Cook acordaron pagar una suma no revelada, además de extender a seis años su colaboración por el uso de licencias.