Grandes ideas que acabaron siendo videojuegos muy malos

A lo largo de la historia de los videojuegos son muchos los títulos que han fracaso estrepitosamente en el mercado. Hay muchos motivos para que un juego sea malo.

Por – May 1, 2019 - 12:02 (CET)

Lo normal es que los juegos malos sean el resultado de malas ideas que se ha ejecutado con más o menos éxito, como Super Seducer : How to Talk to Girls o Vroom in the Night Sky. Sin embargo, hay algunos juegos que eran malísimos pero que partían de una idea brillante y por algún motivo, se estropearon sin remedio. Aquí os dejamos una lista con alguno de ellos.

Turning Point: Fall Of Liberty

Muchos son los juegos que se han inspirado en la Segunda Guerra Mundial pero la mayoría de ellos era fieles a la historia original de ambos bandos. Un ejemplo de ello es Wolfensteins en el que nos ponemos en la piel de los Nazis para librar esa parte de la historia (y que fue censurado en Alemania por su simbología).

Sin embargo, Turning Point: Fall Of Liberty planteaba una historia muy diferente a la que conocemos. En esta ucronía, Chruchill muere en 1930 y Europa acaba siendo completamente invadida por el ejército alemán mientras los Estados Unidos intentan evitar correr la misma suerte que Europa.

En este juego nos ponemos en la piel de un soldado de la resistencia que lucha contra la invasión alemana. La idea es muy buena. De hecho, la serie de televisión The Man in the High Castle plantea una historia similar.

Sin embargo, el juego desarrollado por Spark Unlimited para PS3, Xbox 360 y PC con consiguió plasmar su idea inicial. Su dinámica de juego es muy simple y al lado de los scooters en primera persona de la época, como Call of Duty, parece anticuado, y que no consiguió convencer a los jugadores.

NeverDead

NeverDead es un juego peculiar porque nos platea la idea de tener un protagonista inmortal. Y esto es literal, porque el héroe de esta historia Bryce no puede morir pase lo que pase en el juego. Según va recibiendo daño, se va desmembrando hasta llegar al punto de que juguemos sólo con su cabeza, haciéndola rodar.

La idea suena divertida porque el juego tiene alicientes para que evitemos quedarnos en el estado ‘cabeza rodante’ (un enemigo podría tragarnos y aunque no moriríamos, nos quedaríamos para siempre en su tripa, lo que supone el fin de la partida).

En este título tendremos que enfrentarnos a diversos demonios, que quieren invadir la ciudad, junto a nuestra compañera mortal. El responsable de esta alocada idea es Shinta Nojiri, también responsable de Metal Gear Ac!d.

Sin embargo, el juego es un completo caos de forma mecánica y narrativa en el que es muy fácil perderse, motivo por el cual no consiguió convencer ni a la crítica ni a los jugadores y fue catalogado con puntuaciones bastante pobres.

Hidden Agenda

En Hidden Agenda tendremos que atrapar a un asesino en serie especializado en la colocación de trampas, y para ello tendremos que investigar diferentes escenarios e interrogar sospechosos.

Pero la peculiaridad de esta aventura de género thriller es que usaba la tecnología tecnología Playlink de PS4 que nos permitía usar nuestros teléfonos móviles como si fuesen los mandos de la consola.

A través de los smartphones, los jugadores tenían que tomar una serie de decisiones relativas a la historia y las opciones más votadas son las que se aplicarían en el juego. La importancia de las decisiones que se toman en tal que la vida de algunos personajes del juego dependía de ello.

Sin embargo, la historia no resultó ser tan fascinante como parecía y la dinámica del juego complicaba un poco las cosas por lo que no acabó cuajando entre los jugadores. El juego desarrollado por Supermassive Games salió para PS4 en noviembre del 2017.

The Quiet Man

The Quiet Man es una de esas historias que parecen muy nobles pero que en su ejecución se complican. En esta historia encarnamos a Dane, un chico sordo experto en artes marciales que se ve envuelto en combates por toda la ciudad.

Y como nuestro protagonista es sordo, nosotros también. La idea de Square Enix era que el jugador experimentase cómo se vive con una discapacidad auditiva. Por eso, no podemos oír los diálogos y prácticamente no hay subtítulos así que tenemos que adivinar qué está pasando en cada momento.

El problema es que al rededor del 70% del juego son secuencias cinematográficas que no tienen sonido ni subtítulo por lo que el jugador acaba bastante perdido en la trama.

De hecho, más adelante los desarrolladores de The Quiet Man se vieron obligados a introducir el modo ‘sonido activado’ que se desbloqueaba para una segunda reproducción.

Esta aventura cinemática de terror desarrollada por Square Enix para PS4 y PC, consiguió una puntuación de 29 sobre 100 según Metacritic y ha sido catalogado como uno de los peores juegos de la historia.

Driver: San Francisco

Driver: San Francisco fue el primer juego de acción y conducción desarrollado en un mundo abierto en 3D que continuaba con la saga Driver (es la quinta entrega de la saga).

En este título volvemos a encarnar a Tanner y su compañero Tobias Jones como policías infiltrados en la mafia cuyo objetivo es luchar contra el crimen organizado en la ciudad de San Francisco.

La peculiaridad de este juego era el Modo Shift que permitía a nuestro protagonista teletransportarse de un coche a otro según sus necesidades en cada momento, reemplazando la opción de bajarse del coche para coger otro vehículo (presente en los anteriores títulos).

Aunque la idea era buena, Ubisoft no supo estar a la altura. Además, había un punto un poco turbio en la trama de Driver: San Francisco y es que Tanner está en reanimación después de haber sufrido un accidente de coche y toda la historia ocurre en su cabeza.

Haze

Haze es un juego exclusivo de PS3 desarrollado por Free Radical Design que creo muchísima expectación antes de su lanzamiento en 2008. En él encarnábamos a un soldado futurista, Shane Carpenter, del ejército de la farmacéutica Mantel.

En este scooter en primera persona, nuestro protagonista descubre los efectos de una droga llamada Néctar que provoca efectos alucinógenos en quienes las toman.

Los soldados de este título la consumen para matar con más facilidad porque, aunque no les hace mejores en el combate, les evita darse cuenta de las atrocidades que están cometiendo.

Nuestro protagonista, como adicto que es a esta droga resulta poco fiable y aunque la idea era interesante (ya que planteaba los peligros de las adicciones), no fue bien desarrollada por Free Radical Design.

Kane y Lynch

Kane y Lynch es una saga de videojuegos compuesta por los títulos Kane & Lynch: Dead Men y Kane & Lynch 2: Dog Days. En estos juegos desarrollados por Square Enix encarnamos a Kane y Lynch.

Kane es un mercenario que huye de una banda criminal mientras intenta salvar la vida de su mujer y su hija, amenazadas por la misma organización. Lynch es un paranóico-esquizofrénico que se automedica para mantener a raya sus ataques de pánico y no volverse agresivo.

La gran innovación de este juego era sus dos modos multijugador. En el modo clásico, podemos jugar en cooperativo o enfrentamiento entre policías y ladrones hasta 12 jugadores. Pero lo interesante es el modo Alianza Frágil, disponible para 8 jugadores. En él, nos uniremos a nuestros siete compañeros para perpetrar un atraco.

La gracia es que podemos aliarnos con nuestros amigos, o con otros siete jugadores random, para llevar a cabo nuestro plan, pero también podemos traicionarles para quedarnos con todo el botín, así que la sensación de tensión es constante porque nunca sabes si vas a ser traicionado (lo que te podría costar tu vida o tu libertad).

Sin embargo, Square Enix no fue capaz de desarrollar esta idea cómo es debido y, aunque la idea era realmente buena no fue del todo reflejada en ninguno de los títulos de la saga.

Alone In The Dark

A pesar de que Alone In The Dark fue de las primeras sagas en despuntar en el género de survival horror, no ha sido de las que más ha durado en el tiempo como sí lo han hecho Resident Evil o Silent Hill.

La idea inicial era buena. Se trataba de un juego de aventura para un jugador en el que el objetivo de nuestro protagonista es recorrer una casa encantada para desvelar el misterio que oculta y poder escapar de ahí.

Uno de sus puntos fuertes era su estructura episódica de la narrativa (como si fuese un libro con sus diferentes capítulos). Esta técnica narrativa se adoptaría más adelante en otros juegos (y con mayor éxito) como por ejemplo Alan Wake.

Además Infogrames, compañía desarrolladora del juego, le dedicó especial atención a los gráficos. Muchos de los puzzles de Alone In The Dark se basaban en el fuego y los desarrolladores invirtieron mucho tiempo para que éste fuese lo más realista posible (para la época).

Gracias a esto, consiguieron tener unos trailers de lanzamiento espectaculares. Sin embargo, el juego resultó ser flojo y no consiguió cumplir con las expectativas de los jugadores.

MindJack

MindJack es un scooter en tercera persona desarrollado por Feelplus para PS3 y Xbox 360 en 2011. La peculiaridad de este juego es que el argumento se basa principalmente en la idea del control mental.

Mediante unos cascos especiales podremos transmitir información de una persona a otra y, lo más importante, confundir a nuestros enemigos para que luchen a nuestro lado.

Sin embargo, lo más sorprendente de MindJack es su modo multijugador. Durante las partidas de un sólo jugador, otros jugadores podrán entrar en ellas y convertirlas en partidas de multijugador (siempre que el anfitrión lo permita) y ellos decidirán si se ponen de lado del anfitrión o en su contra.

Además, los jugadores podrán hackear al anfitrión mientras que él podrá defenderse modificando el entorno con trampas o armas por lo que la estrategia cobra un papel muy importante en este juego.

Sin embargo, este título tenía una mecánica torpe, gráficos bastante malos y su jugabilidad era bastante desastrosa. Además, la implementación del modo on Line fue tan rudimentaria que no consiguió lucir la idea tan buena que había detrás de este proyecto.

Brink

Brink es un shooter cooperativo de lucha con dos equipos enfrentados. El nuestro siempre estará compuesto de 8 jugadores mientras que el contrario no tiene un número fijo.

Podemos elegir entre cuatro clases diferentes de guerreros: soldado, espía, médico e ingeniero, cada uno de ellos con sus propias características y herramientas. Sin embargo, esta clasificación es muy volátil pues cada vez que morimos podemos cambiarnos de clase y existen muchas opciones para obtener habilidades propias de las otras categorías.

La novedad de este juego desarrollado por Splash Damage es que cuanta una historia a través del modo multijugador, cuando lo normal es que la narración se limite al modo de un jugador.

Pero Brink no supo desarrollar del todo esta idea. Además, no había una diferencia notable entre el modo de un jugador y el multijugador porque sólo la inteligencia artificial nos daba las pistas necesarias para saber quién nos podría ayudar en cada partida.

Otra genial idea que no logró llevarse a cabo de la manera adecuada.

Como ya hemos demostrado con esta lista, una buena idea no siempre acaba convirtiéndose en un buen juego. Da rabia ver cómo ideas tan brillantes se estropean porque los demás aspectos del juego no han sido trabajados correctamente. Sólo nos queda esperar que en algún momento, estas ideas se retomen y se trabajen bien, dejándonos juegazos que se salgan de lo habitual.

Este artículo fue publicado originalmente en Hobby Consolas