Facebook no la ha pasado muy bien en los últimos meses, sin embargo eso no ha detenido a la empresa a seguir trabajando en sus múltiples proyectos. El último en salir a la luz tiene que ver con un sistema de pagos basado en su criptomoneda, un proyecto que lleva sonando desde hace tiempo.

De acuerdo con información revelada por el diario estadounidense The Wall Street Journal, Facebook está tratando de recaudar mil millones de dólares de instituciones financieras. La tecnológica buscaría apuntalar el valor de su criptomoneda para protegerla de un cambio brusco de precio, como se observa en el Bitcoin.

El plan inicial de enfocarla al mercado indio para ofrecer pagos a través de WhatsApp, ha evolucionado a un sistema de pago con el cual buscaría competir con otros grandes. Facebook buscaría posicionar su sistema de pago para competir directamente con Visa y Mastercard.

La tecnológica se valdría de las tiendas que ya utilizan su API para vender productos y ofrecería eliminar la comisión adicional que cobran los sistemas basados en tarjetas de crédito.

Otra estrategia sería pagar a los usuarios una fracción de la criptomoneda cada vez que vean un anuncio publicitario o que compren en su plataforma. Esto serviría como un incentivo para probar el nuevo sistema de pago, aunque el tema de los anuncios deberá ser trabajado más a fondo ya que podría ser aprovechado por bots.

Facebook lleva más de un año trabajando en su criptomoneda

La noticia de la criptomoneda de Facebook no es reciente. La tecnológica dejó entrever sus intenciones desde mediados del año pasado, cuando se supo que ya trabajaba en una moneda virtual.

A eso se suma la división de blockchain dirigida por David Marcus, expresidente de PayPal y responsable de Messenger. Posteriormente Facebook confirmó la compra de Chainspace, una compañía centrada en este terreno.

La idea de un sistema de pago es algo que se ha desarrollado de manera interna desde hace más de un año. Conocido como Project Libra, este sistema tiene como fin el realizar compras dentro y fuera Facebook, así como también la posibilidad de envío de dinero a otras personas.