Días atrás un email de Elon Musk enviado a todos sus empleados, explicando que Tesla estaría a punto de romper el récord de coches fabricados durante un trimestre, se filtró en redes sociales. Su impacto fue inmediato: no solo despertó la curiosidad y buenas sensaciones alrededor de la compañía, sino que la acción subió por primera vez en una semana.

El cambio en la acción hizo que el valor de la compañía aumentara en 500 millones de dólares, además de ser la primera noticia positiva sobre Tesla en medios de comunicación después de varios días de controversias, rumores y noticias falsas.

La filtración podría ser únicamente eso, una filtración, pero también podría ser una genialidad de parte de Elon Musk para comunicar sin comunicar. Para entender por qué, hay que recordar el problema que tuvo el CEO de Tesla con la SEC (Securities and Exchange Comission, la entidad reguladora de los mercados financieros en Estados Unidos).

En resumen: Musk no puede publicar en redes sociales, sobre todo Twitter, su favorita, de ciertos temas, y con una condición extra: la junta directiva de Tesla puede determinar, por medio de una votación unánime, la prohibición de publicación de más temas.

Por lo tanto el email en cuestión sería una clara violación al acuerdo que llegó con la SEC, pero en realidad no lo es porque se trató de una comunicación privada que llegó únicamente a los empleados de la empresa.

¿Pero la filtración fue intencional? El momento en que ha sucedido nos hace creer eso: la acción estaba cayendo, la cantidad de noticias negativas seguía creciendo y el comunicado del CEO diciendo que Tesla deberá tomar medidas extremas para reducir gastos generó severo malestar y aún más caídas a la acción de la compañía.

Momentos después de que la filtración saltó de una red social de China a otras de uso generalista como Twitter, Facebook o lugares como Reddit sí que tuvimos una reacción muy particular por parte de Elon Musk:

Nuevamente, se puede tratar de una mera coincidencia. También hay que tomar en cuenta que días atrás se envió un email a todos los empleados de la empresa en que se pide que no se filtre información o que no se violen acuerdos de confidencialidad y que se tomarán acciones hacia aquellos que lo hagan. Pero no parece haber sido suficiente. Es verdad que este puede ser un caso de represalia por la advertencia.

En cuanto al aumento de los 500 millones de dólares de aumento en la valorización pública de la empresa, duró relativamente poco. Al finalizar la semana pasada volvió a caer, pero durante el día de hoy ha aumentado ligeramente. Una acción de 190 dólares no necesariamente es una mala idea, aunque sí lo es para aquellos que compraron por mucho más y para la confianza de inversores más grandes.

¿Interesado en la movilidad eléctrica? suscríbete a nuestro nuevo canal de YouTube donde te contamos cómo es la vida y la experiencia de uso de un Tesla Model 3.