DJI, la empresa líder en el sector de los drones civiles, anuncia el lanzamiento de Osmo Action, su primera cámara de acción. “Osmo Action es nuestra respuesta a las peticiones de los creadores: una calidad de imagen y una estabilización excepcionales con un diseño exterior robusto y singular, dos pantallas a color y plena compatibilidad de software. La Osmo Action se convertirá en el nuevo estándar para los creadores que desean llevar su equipo hasta el límite”, señaló Roger Luo, presidente de DJI.

Esta nueva cámara, que entra en un terreno dominado por GoPro, es resistente al polvo, a las caídas, es sumergible hasta 11 metros y puede utilizarse en entornos con temperaturas de -10 grados centígrados. Haciendo uso de una carcasa adicional –que DJI venderá por separado en su tienda online–, esta cámara puede sumergirse hasta 60 metros de profundidad.

La cámara, a diferencia de otros modelos de la competencia, cuenta con dos pantallas táctiles: una en la región posterior, de 2,25 pulgadas, y otra junto al sensor fotográfico, de 1,4 pulgadas. La inclusión de esta segunda pantalla ayuda a los creadores a grabar planos en primera persona con un encuadre preciso.

La cámara cuenta con un sensor de 1/2,3 pulgadas con 12 megapíxeles de resolución. Se trata del mismo sensor que la compañía monta en algunos de sus drones (Mavic 2 Zoom, Mavic Air, etc.), el cual es capaz de capturar vídeo en 4K a un máximo de 60 FPS y 100 Mbps. También ofrece la posibilidad de grabar vídeo en HDR (4K hasta 30 FPS), una tecnología que incrementa el rango dinámico y ayuda a capturar con precisión aquellas escenas en las que coexisten sombras y luces muy pronunciadas.

La compañía ha diseñado un nuevo sistema de estabilización electrónica, denominado RockSteady, que promete mejorar los resultados de la competencia. La firma asegura que esta función “aúna los algoritmos de estabilización refinados tras décadas de experiencia con estabilizadores mecánicos en tres ejes con estabilización de imagen electrónica”.

Osmo Action también ofrece la posibilidad de grabar vídeo en cámara lenta (hasta 240 FPS), timelapse, hyperlapse y fotografias de larga exposición. Todos estos ajustes se encuentran en los diferentes menús de la cámara, donde se pueden escoger espacios de color, formatos de grabación, corregir vía software la distorsión del objetivo gran angular, etc.

En lo que a audio se refiere, la Osmo Action cuenta con dos micrófonos y un altavoz que, más allá de la captura y la reproducción de contenidos, permiten controlar la cámara mediante comandos de voz –de momento, únicamente disponible en chino y en inglés–.

La Osmo Action ofrece una autonomía estimada de 93 minutos si se graba en 4K a 30 FPS con el sistema RockSteady activo. Esta cifra asciende hasta 135 minutos si se graba a 1080p y 30 FPS.

La Osmo Action, al igual que el Osmo Pocket, es compatible con la mayoría de smartphones Android o iOS. El proceso de configuración se realiza a través de la aplicación DJI Mimo, que hace uso de las conexiones Bluetooth y Wi-Fi para transferir contenidos y operar la cámara desde el smartphone.

La Osmo Action estará disponible a partir del 15 de mayo. Se podrá adquirir en la tienda online del fabricante y en los distribuidores autorizados por 379 euros. La marca también lanzará el producto en Latinoamérica, aunque el precio y la fecha de lanzamiento todavía no han sido confirmados.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.