ReSet, el youtuber que a sus 19 años se acercó a un sintecho de origen rumano y le dio un billete de 20 euros a cambio de comer galletas Oreo rellenas con pasta de dientes, ha sido condenado a 15 meses de cárcel y el pago de una indemnización de 20.000 euros por daños morales a la víctima.

Además, la titular del juzgado de lo penal número 9 de Barcelona que dictó sentencia, ha ordenado la eliminación del canal de YouTube para prevenir el acceso a la plataforma y la creación de nuevos videos durante cinco años. La sentencia de prisión no tendrá que cumplirla al no tener antecedentes.

En el vídeo que ahora está eliminado, Kenghua R., su nombre real, iniciaba con una advertencia: "A lo mejor me habré pasado un poco, pero mira el lado positivo, esto le ayudará a limpiarse los dientes, creo que no se los limpia desde que se volvió pobre".

Durante el juicio, el joven youtuber alegó —literalmente— que hizo el video "en plan broma" y que formaba parte de unos retos que emitía en el canal. De acuerdo a las declaraciones durante le juicio, obtuvo 2.000€ euros de ganancias.