Aunque el futuro de Deliveroo está en entredicho en muchos países por la relación con sus trabajadores, las grandes compañías de retail, entre las que destacan Amazon, siguen viendo a la compañía de delivery como un gran atractivo a futuro. Y tal como anticipábamos ayer, en la última ronda de financiación de Deliveroo en Series G, la compañía de Jeff Bezos ha inyectado 575 millones dólares en financiación para seguir desarrollando su negocio y la expansión internacional.

Tal como ha confirmado la propia compañía, Amazon ha sido el líder en la última ronda de financiación de la compañía, que se suma al resto de inversores que han inyectado capital en la firma de reparto, entre los que destacan nombres como T. Rowe Price, Fidelity Management and Research Company y Greenoaks. En total, y sumando todas las aportaciones que ha recibido Deliveroo en estos años, el montante total adquirido en rondas de financiación alcanza los 1530 millones de dólares.

La compañía ha anunciado que utilizará este capital para expandir sus recursos humanos, ampliar el alcance de entrega de Deliveroo para continuar ofreciendo su servicio a nuevos clientes, ayudar al aumento de sus "super cocinas" e impulsar nuevos formatos que ayudarán a los restaurantes a expandirse a nuevas áreas a un menor coste y menor riesgo.

Deliveroo también busca desarrollar nuevos productos, que en palabras de la compañía, le permitan ofrecer a sus clientes una experiencia más personalizada y nuevas herramientas para ofrecer a sus empleados un trabajo flexible y bien pagado. La compañía ha confirmado, además, que ya opera en más de 500 ciudades y en 14 mercados, incluidos Australia, Bélgica, Francia, Alemania, Hong Kong, Italia, Irlanda, Países Bajos, Singapur, España, Taiwán, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y el Reino Unido.