WhatsApp sigue buscando formas de proteger la privacidad de los usuarios, y la última medida que está estudiando sin duda es un paso adelante, pero también traerá consigo las críticas de muchos de sus usuarios, al menos desde el punto de vista del recorte de funciones que hasta ahora estaban disponibles.

Y es que el servicio de mensajería está estudiando la posibilidad de eliminar la función de realizar capturas de pantalla en los chats, lo que limitaría enormemente el poder enviar conversaciones privadas y a cambio, mejoraría la privacidad de los usuarios. La noticia ha saltado gracias a las pistas de Wabetainfo, que ha sido el primero en detectar que en la última beta de WhatsApp para Android, junto con la incorporación de mejoras para las funciones de cifrado y encriptación también ha detectado que la posibilidad e hacer capturas de pantalla está bloqueada.

Es decir, la última beta de WhatsApp incluye una función que bloquea las capturas de pantalla de los chats si los servicios de autenticación y protección biométricos están activados, por lo que añade una capa adicional de privacidad a los chats además de la posibilidad de protegerlos con la huella.

Es un paso importante para la compañía pero que, de momento, se circunscribe a la versión beta de Android, sin que haya trascendido si estará disponible para todos en algún momento o si llegará a la aplicación para iOS, que ya tiene la funciones de Face ID y Touch ID para chats activas. Veremos, por tanto, los movimientos de WhatsApp en el futuro sobre este sentido.