Como colofón a las semanas de presentaciones de la gama A que hemos ido viendo por parte de Samsung, la firma ha presentado hoy en Milán los tres modelos que restaban para completar su línea de terminales. El Galaxy A40 y el Galaxy A20e se suman al más innovador A80 para ofrecer una respuesta a la clara predominancia china en el segmento más modesto del mercado, donde la surcoreana comienza a acusar la tracción internacional que comienzan a adquirir marcas como Huawei o Xiaomi.

De esta manera, ninguno de ellos ofrece un alarde en sus especificaciones, pero sí son los suficientemente atractivos como para tenerlos en cuenta y para su potencial distribución a través de los operadores de telefonía. No en vano, Samsung afirma que estos dos terminales están "diseñados para Europa" y las costumbres de sus clientes en este territorio.

Siguiendo la tendencia del mercado

En ambos dispositivos Samsung adopta un formato de frontal bien aprovechado gracias a su diseño Infinity-U en el A40 e Infinity-V en el A20e, que hace referencia a la forma que adopta el notch en la parte superior del panel y donde se aloja la cámara para selfies. Esta última se encuentra especialmente presente en el mayor de los dos modelos por contar con una resolución de 25 megapíxeles con la que la firma quiere atraer al público más joven y propenso a realizar este tipo de fotografías.

En el A40 destaca también la inclusión de un gran angular en su cámara trasera, un modo de toma de imágenes que está ganando bastante popularidad y que supone también un interesante argumento de venta en un momento en el que la fotografía móvil se encuentra a la orden del día. Habrá que ver, eso sí, cuál es su comportamiento real en el día a día.

Es de esperar que Samsung revele a lo largo de la jornada los precios de ambos terminales, por lo que actualizaremos este artículo cuando se encuentren disponibles.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.